Las Provincias

Rafa Martínez: «Ha sido la semana más especial de mi vida»

  • El capitán taronja supera la barrera histórica de los 650 triples y se lo de dedica a su hija Paula: «Siempre tendremos en el corazón a esta ciudad»

El padre primerizo Rafa Martínez está sumido en la tarea de cambiar los hábitos en la vida familiar. Ayer, tras el partido, no tuvo problemas en atender a la prensa pero su primera frase cuando fue solicitado por este periódico fue clara. «Vale, pero rápido por favor». Su hija Paula es desde el martes su razón de ser. El capitán taronja siempre se ha definido como un romántico y se ablandó al hablar de todo lo vivido en los últimos días: «Ha sido la semana más especial de mi vida. La emoción de tener una hija es algo que no puedo explicar con palabras. Ha salido todo bien y ha sido una pasada. Asistir al nacimiento de tu primer hijo es un cúmulo de emociones que no puedo describir, es algo muy bestia. No tienes ninguna referencia sobre lo que puedes sentir y es algo muy bonito».

El escolta de Sampedor tiene una nueva cosa en común con su buen amigo Lishchuk, una hija valenciana. Algo buscado junto a su pareja Olatz. «Llevamos nueve años en Valencia, hemos vivido juntos esta experiencia con sus momentos buenos y malos. Todo lo vivido aquí nos ha hecho más fuertes y la decisión fue fácil. Tener a una hija valenciana significa que siempre tendremos en el corazón a esta ciudad», reconoció aún con brillo en los ojos. Desde que no se subió en el avión rumbo a Israel sabía que su concurso ante el Betis tenía que ser decisivo. Superó la cifra histórica de los 650 triples, con su segunda mejor marca en un partido, ayudando a la merma física del equipo. «Hemos tenido problemas de lesiones y de gente que no ha podido acabar el partido. Nos puede venir bien una semana limpia para mejorar. Lo más importante es recuperar jugadores», sentenció. Orgulloso de ser bético «porque es algo diferente» ayer terminó su semana perfecta.