Las Provincias

El orgullo del Dorna vuelve a brillar

Argimiro Aguilar saca brillo en su joyería a una de las copas restauradas. :: damián torres
Argimiro Aguilar saca brillo en su joyería a una de las copas restauradas. :: damián torres
  • Argimiro Aguilar cumple su promesa y restaura las copas del mítico equipo de Godella

  • Los trofeos lucirán el sábado en el pabellón de la localidad de l'Horta y la presentación contará con la presencia de Dolores Escamilla

Las copas del histórico Dorna Godella volverán a lucir el sábado donde se merecen, en el pabellón municipal de la localidad de L´Horta. Aunque el pueblo perdió el baloncesto de elite cuando la empresa Ros Casares decidió mudarse a Valencia, la memoria colectiva nunca olvidó a aquel equipo de Miki Vukovic que asombró a Europa en la primera mitad de los 90. Desde que en 2013 Dolores Escamilla, una de las 'alma máter' de aquel club, donó los trofeos al Taller de Historia local, el recuerdo comenzó a acumular polvo en una esquina. El olvido, un símbolo de la vida enloquecida de las redes sociales, se desactivó gracias a Anna Montañana, la jugadora más joven en debutar con aquel equipo y que coordina el área deportiva de L'Horta Godella.

La denuncia que publicó LAS PROVINCIAS el pasado 1 de febrero, donde se hacía constar el delicado estado de los trofeos, tocó la fibra sensible de Argimiro Aguilar, dueño de una céntrica joyería en Valencia. El empresario se ofreció de forma desinteresada a restaurar los trofeos y ha cumplido su palabra. Tras conseguir su cesión ha dedicado dos meses de trabajo de cuatro artesanos de su taller para devolver el lustre a una parte de nuestra historia. Se han invertido casi cien horas de trabajo en cada una de ellas, para desmontarlas por piezas y luego desabollar, quitarle los baños, la oxidación, darle un nuevo baño de plata, otro a la madera y uno de oro en los detalles del cuello en los agarres.

«Cuando llegaron las copas al taller me dieron ganas de llorar», así de contundente resume el joyero a este periódico el primer día del trabajo de restauración, antes de lanzar un mensaje claro: «Los políticos, sean del signo que sean, deben darse cuenta que no tendría que haber gente privada que diera un paso al frente en temas que engloban a la memoria. Al final, los trofeos del Dorna simbolizan el mejor equipo que ha tenido Godella en su historia. A mi me hubiera dado vergüenza tener los trofeos como estaban». El técnico que llevó a la gloria a aquel equipo volverá a Valencia en diciembre. Argimiro lanza un deseo: «Si logro ver el brillo en los ojos de Miki Vukovic me habré dado por pagado. Bendito dinero y trabajo si conseguimos que vuelva a sentir orgullo por el esfuerzo que reflejan esas copas».