Las Provincias

Una victoria para viajar sin lastre

Savanovic desata la locura en la Fonteta tras su histórico triple ante el Olimpija en la Euroliga. :: AFP
Savanovic desata la locura en la Fonteta tras su histórico triple ante el Olimpija en la Euroliga. :: AFP
  • El equipo esloveno llega como colista de grupo, con lo que los favoritos que se dejen derrotas contra ellos lo pueden pagar muy caro al final

  • El Valencia Basket recibe al Olimpija antes de afrontar cuatro partidos fuera de casa

valencia. El Union Olimpija de Ljubljana visita por tercera vez la Fonteta sin el glamour del pasado, es cierto, pero en un partido que se puede convertir en un triunfo balsámico tras la derrota del Valencia Basket ante el Hapoel o en una piedra en el zapato que hará incómodo lo que resta de Grupo D. El calendario surrealista que dejó el grupo impar de la Eurocup mostró a los taronja un camino en el que después de tres partidos consecutivos en la Fonteta comenzará un viaje por Europa que durará un mes. La próxima semana, en Krasnodar, comienza un tour que enlazará los partidos en Alemania, Israel y Eslovenia. Cuatro partidos consecutivos fuera de casa que, evidentemente, marcarán el destino de los hombres de Pedro Martínez en la primera fase de la competición.

Con el actual balance de 1-1, todo lo que no sea comenzar esa aventura de avión en avión con un triunfo complicará las cosas. Verse las caras con el Lokomotiv de Katsikaris con un 2-1 no será lo mismo que hacerlo con un 1-2. Para ello, los valencianos deberán tumbar a los eslovenos en la Fonteta. Su técnico, Gasper Okorn, se disfrazó de cordero antes de volar rumbo a España. La frase de «no tenemos ninguna presión y el partido es una recompensa a mis jugadores» resume en parte la realidad. Esconder que el Valencia Basket es un equipo de más enjundia en la actualidad que el Union Olimpija sería hacerse trampas al solitario. El de hoy no tiene nada que ver con aquel que puso contra las cuerdas a los taronja en la fase de grupos de la Euroliga en 2010, donde el histórico triple de Savanovic en la última décima clasificó al entonces Power Electronics para el Top 16 de la competición, ya con Pesic al mando. Tampoco tiene nada que ver con la plantilla que tumbó en los dos partidos al Valencia Basket de Perasovic en la fase de grupos de la Eurocup 13-14. Con Alen Omic, Sasu Salin y Deividas Gailius, el equipo de Ales Pipan profanó la Fonteta el 4 de diciembre de 2013 ganando por 91-93, en un partido donde Doellman y Rafa Martínez tuvieron una doble oportunidad final para voltear el marcador.

Pedro Martínez avisó en la previa que lo importante a estas alturas es hacerse fuerte en casa, tras el tropiezo ante el Hapoel. Eso pasa por no despistarse ante el conjunto esloveno, que llega con un balance de 0-3 en la Eurocup pero con dos victorias tanto en la liga doméstica como en la Adriática. Su catarsis del pasado verano, donde salieron una docena de jugadores, le está costando un lógico proceso de adaptación como grupo que aún no han terminado. El pívot serbio Nikola Jankovic está siendo uno de sus referentes, promediando 12,7 puntos y 7,3 rebotes. A él se une el pequeño base, 175 centímetros le contemplan, Jefferson que suma casi todos los minutos, descansa una media de seis por encuentro en Europa, a los que acompaña con 13 puntos. El escolta tirador Mirko Mulalic, el alero Devin Oliver o el ala-pívot Drazen Bubnic son otras de sus amenazas.

El arsenal ofensivo del Valencia Basket será una de las claves del envite. Los de Pedro Martínez son el cuarto equipo de la Eurocup que más puntos mete por encuentro, 86 de media en los dos primeros encuentros, y el Olimpija recibe 82,7. Hurgar en esa herida puede ser el mejor camino para amarrar la victoria. El partido servirá para el debut de Kravtsov en competición europea con su nuevo equipo. Tras la marcha de Jankovic al Aris, el técnico no tendrá que hacer ningún descarte en el acta. San Emeterio, que recibió un golpe el domingo, jugará.