Las Provincias

El Valencia Basket cede a Vladimir Jankovic al Aris y se guarda una opción de repesca

Vladimir Jankovic protege el balón durante el partido disputado ante el Ulm en la Fonteta. :: EFE/ Kai Försterling
Vladimir Jankovic protege el balón durante el partido disputado ante el Ulm en la Fonteta. :: EFE/ Kai Försterling
  • El jugador mostró su descontento al ser el descarte en la ACB y la entidad sopesa quedarse con una plantilla de doce por el buen nivel de Sato

valencia. El Valencia Basket cerró ayer la cesión de Vladimir Jankovic al Aris de Salónica, tras el paso dado por el griego al ser cortado por el club para la ACB el pasado viernes. El jugador no encajó bien ser el descarte en la Liga Endesa para poder inscribir a Kravtsov, aunque el dato objetivo es que la decisión deportiva de Pedro Martínez ponderó el mejor rendimiento en la pista ofrecido por Sato en el inicio de temporada. Es cierto que el movimiento no era el esperado en el tablero del verano. El 3 de agosto, la entidad valenciana anunció el fichaje de Jankovic y un día después la renovación de Sato, alargando la plantilla a trece por primera vez en la historia desde el inicio. El motivo en ese momento eran las dudas físicas sobre el estado real de Van Rossom, que finalmente sí que llegó a tiempo de comenzar la competición aunque sigue en su particular, y lógica, puesta a punto.

En el primer esbozo, la figura de Sato era la bisagra del posible descarte cuando volviera Van Rossom. El africano era conocedor de esa circunstancia al firmar el contrato, pero tenía claro que iba a luchar por un puesto en el trabajo en el día a día. La realidad, la del parquet, ha dejado claro que ese primera intención no respondía a la meritocracia del presente. Hasta el pasado viernes, Pedro Martínez pudo estirar la decisión puesto que nunca tuvo a los trece jugadores disponibles. Primero por la lesión de Sastre para los primeros partidos, después con el corte de Bryant el día antes de viajar a Gran Canaria y con el proceso vírico del propio Jankovic en la previa del encuentro ante el Obradoiro. El rendimiento de Sato, por sus números en los partidos y su trabajo en los entrenamientos, le mantuvo en la lista tras inscribir a Kravtsov. El griego se quedó fuera.

El alero considera que esta campaña, con 26 años y tras sufrir altibajos en el Panathinaikos, necesita un año en el que jugar con regularidad. Su panorama en el Valencia Basket se reducía a corto plazo a la Eurocup, puesto que Pedro Martínez no tomó la decisión en ACB para ir cambiándola cada jornada. Jankovic habló con el club y ambas partes estaban de acuerdo en buscar una salida en el caso de que la oferta fuera del agrado de todos. El Aris es el club que llamó a las oficinas de la Fonteta. La negociación se centró ayer entre una cesión, el club taronja tiene una temporada opcional para la 17-18, o un traspaso. Finalmente se optó por la primera ya que permite al Valencia Basket quedarse con esa opción de repesca.

Tras la salida de Jankovic, que ya ha abandonado Valencia, la entidad taronja sopesa no fichar y quedarse con una plantilla de doce. En esa variable se defiende que la situación a día de hoy no es la misma que en la primera semana de agosto, que el rendimiento de Sato no ofrece fisuras y que la llegada de otro fichaje puede no encajar con el proceso de ensamblaje que está realizando el equipo. Eso sí, no dejarán de estar atentos a un mercado que aún ofrece opciones. De los cinco fichajes del verano ya han salido dos. Una situación insólita que tiene muchas lecturas, aunque se ha sabido reaccionar rápido a los problemas.