Las Provincias

Valencia Basket: Treinta años de recuerdos y pasión

vídeo

La plantilla posa junto a las autoridades y los cuatro trofeos del Valencia Basket. :: irene marsilla

  • Los aficionados podrán disfrutar hasta el 13 de noviembre de tesoros como los cuatro títulos del club o la red del ascenso a la ACB en 1988

  • El Valencia Basket inaugura la exposición fotográfica que repasa su historia

«El balón que surcó el aire por primera vez el 27 de septiembre de 1986 todavía está volando, en busca de más títulos y momentos de gloria para el Valencia Basket». La frase la pronunció ayer Vicente Solá, el presidente de la entidad valenciana, en la puesta de largo de la exposición que se podrá disfrutar en el Ateneo Mercantil hasta el 13 de noviembre que repasa, en 146 instantáneas, los treinta años de historia del club. Una definición que resume perfectamente el clima que se vivió en la inauguración, puesto que el acto supuso una auténtica catarsis del club para ponderar el presente recordando su historia. Un nutrido grupo de exjugadores, la mayoría valencianos, se emocionó con las postales que primero en blanco y negro y después con el color de la Copa del Rey de Valladolid en 1998 repasan los mejores momentos vividos por la entidad.

«Cuando lo vives no eres consciente de lo que vas consiguiendo. Cuando te haces mayor le das mucho más valor a las cosas. Ahora me emociona más ver las fotos de aquel título que fue el primer gran momento de gloria del Pamesa», explicaba José Luis Maluenda junto a un corrillo de exjugadores con Víctor Luengo, César Alonso, Juan José Llamas, Joan Morales, Javi Viguer, Ricardo Calatayud o Rubén Burgos. Junto a ellos entrenadores como Isma Cantó, Fernando Jiménez o Esteban Albert o el primer preparador físico de la entidad, el recordado Miguel Maeso. El reencuentro sirvió para repasar la vida actual de cada uno, puesto que cuando el deporte se acaba comienza la vida real.

Además de la fotografías, el público que visite la exposición se encontrará con algunos objetos de valor simbólico incalculable, como la chaqueta del chandal de Leo Belloch de la primera temporada, el capitán que vigila desde el cielo a la Fonteta, o la red que cortó Jerry Herranz el día del ascenso a la ACB, el 4 de mayo de 1988. Uno de los tesoros más fotografiados ayer fue, precisamente, el ejemplar original publicado por LAS PROVINCIAS un día después de la añorada victoria ante el Santa Coloma. «La utopía se transformó en un histórico ascenso», un titular que fueron releyendo todos los mitos del club presentes en el Ateneo con sumo interés.

La primera plantilla del Valencia Basket también disfrutó del primer día de la exposición. Para todos ellos fue el descubrimiento de un mundo desconocido en la mayoría de años reflejados, con lo que no dudaron en preguntar todo tipo de datos. Uno de los más activos fue Pierre Oriola, que se empapó de todos los detalles. Con la sonrisa de un jugador ansioso de formar parte en algún momento de las postales de los títulos. «Si yo me pongo ese pantalón ni me cabe», fue la frase que le salió del alma al catalán al ver la equipación de la campaña 86-87, donde el minimalismo era la bandera de la moda deportiva. El objetivo de Sikma fue inmortalizar las fotos de un jovencísimo Alfonso Castilla en sus inicios. El arsenal le servirá para bromear con el delegado toda la temporada. Los ganadores del último título, la Eurocup de 2014, no duraron en señalar a sus compañeros que ese es el camino. Las integrantes del equipo femenino se centraron en la época más contemporánea, la que comenzó en el título de la Eurocup de 2010 conseguido en Vitoria donde De Colo, actual MVP de la Euroliga, imponían la ley sobre la pista.

«Hay que agradecer el esfuerzo de Juan Roig, Fernando Roig y Hortensia Herrero porque sin ellos esto sería imposible», insistía Vicente Solá mientras explicaba a la comitiva institucional, que contó con la presencia de Vicent Marzà, conseller de educación, cultura y deporte. Representantes del Valencia, el Levante, con su presidente Quico Catalán, y el Villarreal no se perdieron la cita. El visionado de la réplica en cerámica de la estadística de la Copa del 98 dio paso a una de las fotos más emotivas. Luengo, Llamas y Alonso se alejaron de los focos para retratarse junto a Isma Cantó con el panel del equipo junior del 91. La gran generación valenciana.