Las Provincias

A por otra muesca en la tierra prometida

Rafa Martínez gesticula durante el partido de la pasada temporada disputado en Santiago. :: acbphoto
Rafa Martínez gesticula durante el partido de la pasada temporada disputado en Santiago. :: acbphoto
  • El Valencia Basket busca alargar su buena racha como visitante en una de sus pistas favoritas en la ACB

  • Jankovic es baja al no superar su proceso vírico mientras que Kravtsov sigue con su proceso de adaptación con el grupo en Galicia

valencia. Cada vez que el Valencia Basket visita el Fontes do Sar, la afición del Obradoiro se pone a temblar. No sólo porque el conjunto valenciano tiene una de sus mejores marcas como visitante en Santiago, sino porque además ese tramo dulce lejos de la Fonteta acompaña al equipo en ACB desde que Pedro Martínez se sienta en el banquillo taronja. La pasada temporada, el conjunto valenciano firmó su mejor registro como visitante con un espectacular balance de 14-3. Esta campaña, el equipo ha comenzado el curso con victorias en Zaragoza y Gran Canaria. Es decir, que esa cifra ha subido a un 16-3. Si se une el dato al cinco de seis en la pista del Rio Natura desde su regreso, la previa no se puede afrontar de una forma más positiva en cuanto a los números. Punto y aparte, puesto que esos números siempre se tienen que hacer buenos sobre la pista. Eso sí, demuestran que el Valencia Basket ha logrado mostrarse con un equipo muy sólido lejos de la Fonteta desde el cambio de ciclo.

El encuentro de hoy, como todos, tendrá sus particulares alertas. Los taronja, pese a tener de nuevo una plantilla de trece, tan sólo tendrán once jugadores inscritos en el acta. Jankovic se quedó ayer en Valencia tras no superar su proceso vírico mientras que Kravtsov sí que viajó pero no podrá debutar al no estar dado de alta en la ACB. El conjunto valenciano prefirió guardarse esa bala para tomar la decisión de forma calmada tras la próxima semana de trabajo, puesto que tendrá que dar una baja temporal en la Liga Endesa para que pueda debutar el ucraniano.

El Obradoiro ha comenzado de forma irregular la temporada, algo que le suele ocurrir en los últimos años dado que realiza numerosos cambios en su plantilla cada verano, pero viene de ganar su primer partido tras encadenar tres derrotas. El 78-82 que firmó en Manresa fue la primera alegría del curso. Otro dato que se repite es el buen inicio de sus nuevos jugadores que tienen menos 'scouting' por parte de los rivales ACB hasta que muestran sus cartas. Le está pasando en estas primeras semana de competición a Rosco Allen y Shayne Whittington. Especialmente al segundo, que promedia 15,5 puntos, 9,5 rebotes y 21 de valoración, además de firmar el mejor porcentaje de triples con un 66,67% por ciento... teniendo en cuenta que anota dos por partido. Si sumamos a la ecuación sus 208 centímetros le convierten en una amenaza que abre el campo.