Las Provincias

San Emeterio se eleva ante Báez. :: acbphoto
San Emeterio se eleva ante Báez. :: acbphoto

baloncesto | valencia bc

Viaje a Las Palmas para lamer heridas

  • El Valencia Basket busca olvidar la dura derrota ante el Real Madrid y pasar página al 'caso Bryant'

  • Sastre puede tener sus primeros minutos de taronja y en Gran Canaria se teje el fichaje del pívot en contacto telefónico con Mulero

las palmas. El Herbalife Gran Canaria comenzó la temporada como un rayo, ganando la Supercopa tras tumbar al Baskonia en su casa y al Barça en la final, y ha empezado la Liga Endesa con dos derrotas, algo que no le sucedía desde 2011, y encajando 189 puntos en los dos partidos. Esas son las contradicciones deportivas que explican que los inicios de curso no siempre salen perfectos. La teoría es una cosa y la práctica otra. Algo así le está sucediendo a un Valencia Basket que viajó ayer a Las Palmas tras la derrota ante el Real Madrid. Más que perder ese partido, con la mayor diferencia ante los blancos en la Fonteta desde 2008, lo que quedó evidente el jueves por la noche en el recinto de Hermanos Maristas es que el proyecto taronja está en pleno rodaje. No es ningún drama para un equipo que aspira a volver a la Euroliga por las dos vías deportivas que tiene por delante, porque la hemeroteca demuestra que esos objetivos suelen conseguirse yendo de menos a más.

Dicho lo cual, el partido de esta tarde en el Gran Canaria Arena no será uno más. Si algo demostró la pasada temporada el conjunto valenciano es que sabía levantarse de los golpes. En el vestuario aún quedan varios pesos pesados de aquel equipo, que deben dar ese golpe encima de la mesa que sucedía hace muy pocos meses cada vez que llegaba una derrota. Los cimientos siguen siendo buenos y ahora tan sólo hace falta que se acoplen las nuevas piezas. Las que quedan, puesto que Bryant empaquetó ayer sus maletas para volver a casa.

El viaje a Las Palmas estuvo condicionado, evidentemente, por la decisión del club de rescindir el contrato con el americano tras su pobre rendimiento. Fue lo más comentado en un vuelo que llegó con algo de retraso a Gran Canaria. Sin tiempo de subir a las habitaciones, donde la expedición no se cruzó por unos segundos con McCalebb, el equipo se marchó directamente a comer. Fue la primera vez, tras el despido de Bryant, que compartían mesa y mantel el cuerpo técnico junto al presidente Vicente Solá y el consejero delegado Paco Raga. Tan sólo faltaba Chechu Mulero, que anuló a última hora su billete para gestionar desde Valencia el fichaje del sustituto del californiano. Todas la partes, tal y como confirmó este periódico, tienen claro que están obligados a acertar con el tiro para enmendar el error. Puesto que al final lo de Bryant ha sido un fichaje que comenzó con riesgo y resultó fallido.

La plantilla taronja tiene que permitir, por su extensión, encontrar soluciones a corto plazo mientras se trabaja el ensamblaje y llega el nuevo pívot. La previsión es que Sastre pueda tener hoy sus primeros minutos oficiales de taronja y Oriola selle el cinco con Dubljevic hasta que llegue el fichaje. Rafa Martínez cumplirá 300 partidos con la camiseta del Valencia Basket en ACB. Un dato contundente para liderar, junto a compañeros como San Emeterio, esa búsqueda del punto exacto de cocción. El calendario también permitirá que Van Rossom vaya acortando el camino que le tiene que llevar a volver a ser el jugador que fue o que Jankovic encuentre su sitio.