Las Provincias

baloncesto | valencia basket

«El club está en su derecho de buscar un sustituto para cualquier jugador»

Chechu Mulero posa en las gradas de la Fonteta antes de la remodelación interior. :: miguel ángel polo
Chechu Mulero posa en las gradas de la Fonteta antes de la remodelación interior. :: miguel ángel polo
  • Chechu Mulero admite que está más tranquilo con Bryant pero recuerda que su situación se encuentra «atada contractualmente»

El Valencia Basket alzará el telón a la competición oficial el domingo en Zaragoza, con la disputa de la primera jornada de la Liga Endesa. El director deportivo taronja repasó ayer la actualidad del equipo en Gestiona Radio Valencia, centrada en la confección de la plantilla y todo lo que rodea al futuro más inmediato de John Bryant. Sobre el equipo, Chechu Mulero lo calificó como «una buena plantilla porque jugador por jugador todos tienen suficiente nivel para defender la camiseta del Valencia Basket» antes de pedir paciencia puesto que el nivel de engranaje no llega al inicio de temporada en los parámetros casi perfectos de la anterior: «Todavía nos queda camino por delante para ser un equipo. Como bien dijo el entrenador algunas piezas están por encajar y necesitamos más tiempo del que posiblemente nos hubiera gustado. La temporada pasada la integración y la toma de conceptos fue más rápida que este año».

El máximo responsable deportivo del club encajó bien las preguntas sobre John Bryant. El pívot rompió ayer su silencio en LAS PROVINCIAS asegurando que la confianza de Pedro Martínez está siendo clave para él, puesto que el entrenador «me dijo que no quería que trajeran a otro jugador por mí, que lo que quería es que encontrara mi mejor nivel. Me lo dijo desde el principio». Al respecto, Mulero recordó que la ley del deporte es la misma para todos los jugadores: «El club está en su derecho de buscar un sustituto de cualquier jugador profesional si no llega a unos mínimos. No es el caso especial de Bryant sino el de cualquier jugador. La diferencia de como llegó a como está ahora es tan abismal que no voy a negar la evidencia de lo que pudo pasar por nuestra cabeza».

La nueva realidad de Bryant es la que está otorgando al jugador la confianza de la parte directiva del club, pero ahora debe refrendar esa mejora física en rendimiento: «Está trabajando mucho para encontrar el estado de forma ideal para jugar en la ACB y estamos en un proceso en el que tiene que ganar confianza en el juego. Su estado físico está mejor que cuando llegó y ahora tiene que llegar al nivel de juego que le ha traído a Valencia. No le hemos fichado para que juegue treinta minutos sino para que tenga una aportación concreta en el juego. Un jugador te puede defraudar si le estás pidiendo un diez y te está dando un cinco pero si le pides un seis y te da un cinco el problema no es tanto. Lo importante es llegar al nivel que le solicitas». Mulero zanjó el tema recordando que le «cabreó» el estado físico en el que llegó el jugador y que todo lo referente a ese tema está «atado contractualmente» por escrito.

Uno de los aspectos que más destacó es la relación con el cuerpo técnico: «Es magnífica. Jamás ficharía a un jugador sin estar consensuado con el entrenador. Es imposible para un técnico entrenar a un jugador que no le gusta». Con respecto a Vives no quiso a entrar a valorar si el Barça está pensando en el jugador por el problema de sus bases, puesto que ya han llegado tarde: «Las cláusulas se pueden hacer efectivas pero otra cosa es cuando se puede efectuar una inscripción. Hay unas fechas límite cuando ejecutas una cláusula para hacer efectiva la inscripción en la ACB y ese plazo ya pasó». Sobre el base, aseguró que la situación del verano es un tema «que está olvidado» y que no va a afectar a su rendimiento: «Es un jugador que está creciendo. Cuando lleguen los partidos estará a su nivel».

El director deportivo mostró su descontento con la reorganización de los grupos de Eurocup tras la reducción a veinte: «No es lo mismo nuestro grupo, con un equipo que viene de ser Final Four, un semifinalista de la Liga Endesa, un finalista de la alemana, otro que ganó la Liga de Israel hace dos años más el Olimpia, que otros. No es lo mismo que desaparezca un equipo que venía del primer bombo, con otro que venía del tercero. Las propias personas que dirigen las Eurocup saben que no es la situación perfecta».