Las Provincias

La Fonteta se reinventa

vídeo

Vicente Solá, Maite Girau, José Vicente Berlanga, Francisco Vallejo, Francisco Javier Carrasco y Paco Raga. :: damián torres

  • La instalación de un gran videomarcador se convierte en el símbolo del trigésimo aniversario del club, que se presenta mañana ante su afición

  • El Valencia Basket invierte más de medio millón de euros en el lavado de cara interior

El Valencia Basket se ha convertido en el inquilino que todo arrendador quisiera tener, puesto que además de pagar la mensualidad pactada para uso y disfrute de un local se encarga de sufragar todas sus reformas. Unas mejoras que, en el hipotético caso de que un día encontrara otra ubicación para celebrar sus partidos, se quedarían en la casa. Esa combinación perfecta ha convertido a la Fonteta, un pabellón municipal inaugurado en diciembre de 1982, en un recinto moderno y que desde ayer ha completado su total transformación. La pasada temporada le tocó a la fachada y en la que levantará el telón mañana al interior. La obra de este año ha sido, junto a la que eliminó el anillo de atletismo a mediados de los noventa, la que más impacto visual le va a crear al espectador habitual de los partidos. En total, más de 500.000 euros a sumar a la cuenta de las mejoras del inquilino.

El gran cambio colgará del techo de la Fonteta. El club, como adelantó este periódico el martes, ha jubilado al viejo marcador del recinto de Hermanos Maristas y ha invertido unos 150.000 euros en la instalación de un moderno videomarcador. La llegada del mismo se ha culminado tras un trabajo de muchos meses, donde los técnicos municipales tuvieron que desempolvar los planos del pabellón para calibrar los requisitos necesarios teniendo en cuenta la cubierta del recinto y sus características. El arquitecto que ha diseñado L´Alqueria del Basket, José Martí, diseñó el proyecto que ha acabado en la instalación de un videomarcador que pesa casi el doble que el anterior. Tras superar las pruebas de carga y recibir el software necesario, mañana se estrenará en la presentación del Valencia Basket y su escuela, que culminará en la celebración de la vigesimotercera edición del Trofeo Ciudad de Valencia que enfrentará a los taronja frente al Movistar Estudiantes.

El lavado de cara, que ha durado dos meses, ha sido diseñado por la empresa MoncaWorld y se han utilizado 7.500 kilos de pintura suministrados por la Isaval, uno de los patrocinadores del club. La renovación de los asientos, añadiendo respaldos a los de la grada fondo, y la homogeneización del color taronja en todas las localidades a excepción del palco VIP, junto a la composición de las siglas VBC en blanco con asientos de Tribuna Central, Tribuna Lateral y Preferente son algunas de las mejoras, que también han afectado a las escaleras y el anillo de distribución, que se ha pulido.

«Le hemos cambiado tanto la cara a la Fonteta que parece un pabellón de la NBA», destacó el presidente Vicente Solá en la presentación, antes de reconocer que las obras han sido un paso más en la apuesta del club por ofrecer un pabellón más cómodo a los aficionados: «Era un paso adelante muy demandado por nuestra afición. Agradecemos a Juan Roig y Hortensia Herrero, nunca nos cansaremos de hacerlo, su inestimable colaboración para poder llevar adelante durante 30 años este proyecto». La concejala de deportes del Ayuntamiento de Valencia, Maite Girau, reconoció el esfuerzo constante de la entidad para mejorar el recinto municipal: «El club ha puesto todo su cariño y esfuerzo en convertir la Fonteta en su casa». La remodelación supone el pistoletazo de salida del trigésimo aniversario.