Las Provincias

Dubljevic ejerce de líder

Dubljevic posa para LAS PROVINCIAS en la gala de la ACB.
Dubljevic posa para LAS PROVINCIAS en la gala de la ACB. / J. BERMEJO
  • El montenegrino luce en la puesta de largo de la Liga Endesa y lanza un aviso a los rivales: «No me fijo en las plantillas de Barça y Real Madrid»

  • «Me gustaría ganar algo este año, podemos competir contra cualquiera»

«Tres meses es mucho tiempo fuera de Valencia. Tenía ganas de volver a estar con mis compañeros y con mi equipo», esa fue la primera frase de Bojan Dubljevic tras la gala de la Liga Endesa que se celebró ayer en Madrid. La cara es el espejo del alma y la del montenegrino, cada vez que reconocía a alguien relacionado con el Valencia Basket, era de alegría sincera. Le pasó con Víctor Luengo, Jesús Villarreal o Guillermo Calvo, del departamento de comunicación. Desde el 10 de junio, tras la cena de despedida de la temporada, no había tenido contacto con un club que siente como propio. Así lo quiso expresar atendiendo a LAS PROVINCIAS en Madrid: «Valencia es mi casa y mi vida.

Cuando un club celebra que tiene treinta años de historia es muy importante. Sabemos que es una temporada especial y tiene que ser una motivación más para nosotros. Para mí es el mejor club del mundo».

Dubljevic ha vuelto como un toro. Fino como un pincel y en plena forma, puesto que ha sido clave en la clasificación de Montenegro para el Eurobasket de 2017. «Es un sueño para nosotros, después de estar unos años sin jugar en Europa esta clasificación es muy importante para nuestro baloncesto. La verdad es que hemos jugado muy bien, perdiendo sólo un partido, y regreso con muy buenas sensaciones», valora. Su generación siempre ha apuntado a luchar por las medallas, pero 'Dubi' prefiere poner el freno a la euforia de la afición montenegrina: «Podemos luchar por medallas pero somos conscientes que aún no somos un equipo del nivel de España, Francia o Serbia. Es cierto que nos falta algo de recorrido pero nos hemos dado cuenta en el Preeuropeo que podemos luchar contra todas las selecciones y optar a ganar algo».

El jugador de Niksic ha regresado con el listón alto. Ejerce de líder, puesto que con la marcha de Hamilton es el jugador con más talento de la plantilla. «Esta temporada necesitamos dar un paso al frente», sentencia. Un argumento que razona, cuando se le recuerda que mejorar en la Liga Endesa significa directamente luchar por el título: «El año pasado fue muy bueno y nos quedamos a muy poco de la final de la ACB. Somos conscientes de que mejorar significa disputar la última serie. Me gustaría ganar algo este año, un título, y hemos demostrado que podemos competir con cualquiera en la Liga Endesa». Para ello no le preocupan refuerzos como el de Randolph o Rice: «No me fijo en las plantillas del Barça o el Real Madrid. Lo único que me importa es el Valencia Basket y cómo estemos nosotros. Si estamos a nuestro mejor nivel les podemos ganar».

El pívot aún no conoce a sus nuevos compañeros, con los que hasta mañana no tendrá una toma de contacto, pero tiene claro que la plantilla que ha confeccionado el Valencia Basket va a ser muy competitiva. «Creo que tenemos un muy buen equipo y que vamos a hacer un buen baloncesto. Todos queremos dar el máximo», reconoce antes de ponerse a disposición de Pedro Martínez para un eventual cambio de rol tras la marcha de Hamilton: «Cuando estoy en el campo doy lo máximo, me da igual salir de titular o desde el banquillo. Es cierto que hemos cambiado a tres jugadores interiores pero ahora es decisión del entrenador hacer las rotaciones. Creo que tenemos un juego interior muy completo y versátil».

Dubljevic saca los galones defendiendo tres situaciones. La primera, sobre Bryant: «Sabe jugar con su peso. Puede moverse bien y es inteligente con el balón. Los kilos que tenga no es lo más importante». La segunda, con el regreso de Van Rossom: «Ha vuelto una bestia. Sam es muy importante para nosotros y ha sido duro perderle para diez meses. Con él somos más fuertes». La tercera, para el técnico: «Su continuidad es muy importante. Conocemos su filosofía y eso es una ventaja». Así luce Bojan Dubljevic. Un líder silencioso, con las ideas claras.