Las Provincias

Sikma ha vuelto con hambre

  • El interior de Bellevue destaca la integración de los fichajes y defiende a Bryant: «Jugué contra él en la universidad y era dos veces más grande»

  • El americano afronta el curso motivado tras perderse el playoff por lesión

Luke Sikma no puede esconder su sonrisa, esa que se le borró del rostro al final de la pasada temporada donde una lesión muscular le dejó fuera del playoff. El interior de Bellevue fue una de las claves de la exitosa temporada del Valencia Basket, puesto que suma al equipo mucho más de lo que le refleja la estadística, que no es poco dada su versatilidad. «Estoy afrontando la pretemporada muy motivado por tener la oportunidad de jugar de nuevo tras acabar la pasada lesionado», confiesa a LAS PROVINCIAS. El jugador huye de los focos pero es consciente de que con él en la rotación el conjunto taronja hubiera tenido más opciones de tumbar al Real Madrid en la semifinal de la ACB: «Cuando estás fuera todo el playoff, después de no perderme ningún partido en toda mi carrera, te deja muy malas sensaciones. Estoy muy contento de estar de nuevo en la pista con los compañeros».

Todo eso ya es pasado. A la espera de Dubljevic, ha aprovechado los dos partidos de Nantes para seguir integrándose con el remozado juego en la pintura. Sin el montenegrino, es el único interior de la rotación de la pretemporada que vistió la camiseta taronja el pasado año. «La verdad es que el vestuario que tuvimos el año pasado estaba muy unido y eso fue muy importante para el rendimiento del equipo», recalca antes de ponderar el nuevo escenario: «Lo que queremos todos es volver a tener esas sensaciones pero sabemos que el camino es largo. Es muy difícil para cualquier equipo mantener a todos los jugadores año tras año pero creo que sí que hemos retenido a buena parte. Los nuevos compañeros que han venido son muy buenas personas y buenos jugadores, en esa línea positiva que comenzamos la pasada temporada. Creo que se están acoplando al equipo estupendamente».

Uno de los aspectos que más se está comentando en la plantilla durante el primer mes de trabajo es la amplitud de la misma. Con la vuelta de Van Rossom, Pedro Martínez deberá hacer siempre un descarte mientras no haya ningún problema en la enfermería: «Tener una rotación de trece jugadores es positivo porque sabemos que las lesiones siempre van a venir. Pasa cada año con cualquier equipo y a cualquier nivel. Tener una plantilla amplia es positivo porque no sólo hay que mirar a los partidos sino al trabajo del día a día en los entrenamientos. La temporada es muy larga y te deja con más opciones. Tenemos una plantilla donde cualquier jugador puede ayudar en cada momento».

Sikma se pone serio cuando le hablan de la opción de ganar títulos. Otro de los aspectos que el equipo sabe que debe medir son los picos de la competición. Algo que fue clave, por ejemplo, en los malos resultados de febrero. «Queremos llegar lo más alto que podamos. Tenemos mucha ilusión y ganas pero sabemos que todo parte desde el trabajo diario. Es muy pronto para hablar de si el objetivo es luchar con Real Madrid y Barcelona por ganar una semifinal de Liga», advierte.

Una de las motivaciones para el grupo está siendo la ética de trabajo de Romain Sato. El más veterano, el último en renovar pero que dejó claro en declaraciones a este periódico que si se ha quedado en Valencia es para quitarse la espina de ganar una ACB: «Si hay alguien dentro del vestuario que sabe como puede ganar un equipo un título es él. Tener a un veterano dentro del grupo con esa determinación es algo que te da confianza. Tenemos que ir con los pies en el suelo, pero sabemos que si seguimos trabajando y mejorando como equipo ese deseo que expresó no es imposible».

Sikma no rehuye las preguntas sobre John Bryant. Su caso está siendo delicado puesto que sus compañeros, evidentemente, lo único que pueden hacer es estar a su lado mientras intenta pulir su estado físico. «La gente tiene que saber que John Bryant, además de ser una muy buena persona y buen compañero, está trabajando muy duro cada día», sentencia. Y va más allá poniendo el dedo en la llaga en su tan comentado volumen: «He jugado contra él en la Universidad y era dos veces más grande. Estoy convencido que va a aportar muchas cosas positivas al equipo porque trabaja cada día sin ninguna queja y nos ayuda mucho en la pista. Eso es lo más importante». Luke no tiene ninguna duda de que Bryant demostrará su nivel deportivo en la Fonteta «porque, además, es el que ha mostrado en los últimos años en Alemania». Sikma está cogiendo en pretemporada el nivel que demostró antes de la lesión, para alivio de Pedro Martínez.