Las Provincias

Bryant posa junto a Pam en la tienda de Isaval. :: manuel molines
Bryant posa junto a Pam en la tienda de Isaval. :: manuel molines

Bryant, motivado por el órdago taronja

  • El pívot reconoce en su presentación que no descartó la posibilidad de ser cortado: «Eso es parte del negocio»

John Bryant por fin se vistió la camiseta del Valencia Basket de forma oficial. El club presentó en sociedad al pívot con el tiempo justo, antes de subirse al avión junto a sus compañeros rumbo a Nantes, al cumplir la primera parte del plan físico impuesto por la entidad para atajar su sobrepeso. «Cuando el equipo está descontento con tu estado de forma está fuera de toda duda que eso supone una motivación extra para cualquier jugador», reconoció el californiano antes de admitir que en todo momento ha tenido claro la posibilidad de ser cortado en caso de no cumplir: «Entiendo que eso es parte de este negocio y pasa en todos los equipos. Todos sabemos que en el deporte profesional si no alcanzas el estado de forma que se exige, los rectores van a buscar a otro jugador». Ahora, tras perder diez kilos, el pívot deberá acondicionar esa pérdida en masa muscular. La gira francesa será su piedra de toque.