Las Provincias

Van Rossom encara el aro ante la defensa de Felipe Reyes. :: acbphoto
Van Rossom encara el aro ante la defensa de Felipe Reyes. :: acbphoto

Van Rossom encara la gira francesa con opción de jugar

  • El base tiene el alta médica aunque no se forzará la deportiva

  • Bryant sigue ganando terreno a las dudas internas y el ejemplo es que el club se ha planteado presentarlo antes del viaje del jueves

La gira francesa que va a completar el Valencia Basket desde el jueves, además del test más importante de la pretemporada, va a tener dos focos de atención deportivos de máximo nivel, centrados en John Bryant y Van Rossom. Los partidos en Nantes y ante el Limoges estaban subrayados en la hoja de ruta de la recuperación del base como otro de los escalones importantes. De momento, los ha superado todos. Ese optimismo es el que le abre las puertas a tener opciones de volver a disputar minutos en un partido de baloncesto, algo que no sucede desde el pasado 22 de noviembre cuando cayó lesionado de su rodilla izquierda en el partido que enfrentó a los valencianos frente al GBC en la Fonteta.

Tras obtener el alta médica, el base ha ido subiendo las cargas de trabajo e incorporándose de forma paulatina al trabajo del grupo. Desde el 1 de septiembre, la fecha en la que realizó su primer entrenamiento con el equipo, ha ido completando fases. Viajó con el grupo a Sant Julià de Vilatorta y el viernes, en Albacete, realizó el calentamiento junto a sus compañeros. En Francia puede llegar el siguiente paso, aunque ni mucho menos se va a forzar nada con él. La evolución de los partidos, y el nivel de intensidad que muestren los rivales, será clave para tomar la decisión final sobre su participación en la gira. El Valencia Basket viajará el jueves rumbo a Nantes para enfrentarse el sábado al Bayern de Munich de Lucic. El domingo, dependiendo del resultado, le espera el Asvel o el Mónaco. El martes 20 de septiembre disputará el último partido frente al Limoges.

El nivel de los rivales, el más alto del verano para los taronja, también será decisivo para Bryant. El americano sigue ganando la carrera a la báscula a marchas forzadas y la sensación interna, tal y como ha confirmado este periódico, es que poco a poco va ganando terreno a los escépticos. Tanto es así que el club activó los protocolos por si se organizaba su presentación antes de viajar a Francia. Aunque la opción parece haberse aparcado hasta la vuelta a casa, es un dato. Hace una semana nadie se planteaba la fecha de su puesta de largo en la Fonteta.