Las Provincias

La gira francesa será clave para el futuro de Bryant

John Bryant cierra el rebote durante el partido ante el Joventut en Sant Julià de Vilatorta. :: acbphoto
John Bryant cierra el rebote durante el partido ante el Joventut en Sant Julià de Vilatorta. :: acbphoto
  • Tras jugar mañana frente a Estudiantes, los taronja se enfrentarán al Bayern, al Limoges en un partido bajo el manto de Parker y al ASVEL o Mónaco

  • El Valencia Basket subirá el nivel de su pretemporada en Nantes

El futuro más inmediato de John Bryant discurre por dos caminos paralelos, el del día a día donde el jugador trata de coger el tono físico en cada sesión de entrenamiento y el de la decisión final que se va a tomar poniendo sobre la mesa todos los parámetros. Las dos realidades conviven cada día en la Fonteta, en el parquet y en los despachos. Es cierto que en el Valencia Basket están satisfechos con la respuesta del jugador al órdago que le lanzaron cuando firmó el contrato, el de perder algo más de 15 kilos si no quería ver peligrar el mismo, pero a tres semanas y media para que arranque la ACB, para los taronja llegará el domingo 2 de octubre a las 12.30 en Zaragoza, hay muchas dudas de que el actual estado físico de Bryant le permita competir contra los pivots de los equipos de primer nivel. El californiano tendrá su gran prueba en la gira francesa que realizará el equipo entre el 16 y el 20 de septiembre. El sábado 17 los hombres de Pedro Martínez se enfrentarán en Nantes al Bayern y un día después al ASVEL o al Mónaco, para cerrar con un partido ante el Limoges en un evento bajo el paraguas de Tony Parker. Esa subida de nivel físico será clave para calibrar el estado de Bryant.

El americano, que ya ha perdido siete kilos desde que sigue el plan físico diseñado por Pedro Cotolí, es consciente de la segunda oportunidad que le está dando el club. En condiciones normales los caminos se hubieran separado el día del reconocimiento médico pero si no ocurrió eso es porque la entidad confía en el baloncesto que puede aportar el jugador al equipo. Esa está siendo su mayor motivación. La situación no es la ideal, teniendo en cuenta además que Dubljevic está con Montenegro, pero en su mano está no seguir la estela de Giddens.