Roberto Bautista denuncia amenazas relacionadas con las apuestas

Roberto Bautista, en el encuentro que disputó ante Fognini.
Roberto Bautista, en el encuentro que disputó ante Fognini. / EFE/EPA/PETER SCHNEIDER

Al castellonense le desean la muerte en las redes sociales después de perder las semifinales del torneo de Gstaad ante Fabio Fognini

TONI CALERO VALENCIA.

El viernes, Roberto Bautista se deshacía con relativa facilidad del uzbeko Denis Istomin para plantarse en las semifinales del torneo de Gstaad, en Suiza. El castellonense, segundo cabeza de serie y número 18 de la clasificación mundial, afrontaba el sábado ante Fabio Fognini una semifinal complicada. Bautista empezó bien, apuntándose el primer set (5-7) y haciendo valer su condición de favorito. Sin embargo, Fognini despertó, ganando la segunda y tercera manga (6-2 y 6-3) para remontarle el partido y alcanzar la final. El castellonense se despedía de Gstaad, quedándose a las puertas de luchar por su sexto título como profesional.

Hasta ahí llegó la historia de un partido de tenis como cualquier otro. Fognini pasó -ayer ganó el torneo- y Bautista volvía para casa. Sin embargo, las horas posteriores fueron un auténtico suplicio para el tenista castellonense. Su perfil en las redes sociales se llenó de insultos y amenazas. Para él y para toda su familia. La lacra de las apuestas deportivas, según relacionó el propio Roberto Bautista minutos más tarde, volcó todas sus miserias sobre el jugador de Castellón.

«Desgraciadamente, el mundo del deporte se está ensuciando por las apuestas. Lo que hay que aguantar después de haber entregado todo», se lamentaba Bautista en su perfil de Twitter. Las amenazas, al menos aquellas que el tenista denunció con 'pantallazos', provenían de usuarios de Facebook. Lo primero fueron insultos como «perdedor» o «estúpido», pero seguían lloviendo indeseables mensajes, muy duros, que amenazaban directamente a Roberto Bautista y su familia.

«Espero que mueras hoy», le escribieron al castellonense. De esa gravedad se registraron varias amenazas. «Deberías estar muerto tú y la puta de tu madre, espero que te abran la cabeza como un melón». «Sólo espero que te maten a ti y a tu familia, hijo de puta». «Espero que acabes bajo tierra». «Vaya cara de subnormal que tienes, deberían partírtela». A Bautista también le llegaron varios mensajes en inglés o francés, como el que dice «me voy a mear sobre ti. ¿Crees que alguna vez ganarás un Masters 1.000?».

Todo ello, a un tenista que en 2014 consiguió ganar los torneos de Hertogenbosch y Sttutgart, en 2016 los de Sofía y Auckland y este año se llevó el triunfo en Chennai. En 2014 recibió el premio de sus compañeros del circuito ATP como el jugador con más progresión y además debutó con España en la Copa Davis.

El tenis es uno de los deportes más castigados en cuanto a las malas artes sobre apuestas se refiere. En marzo de este año, ABC publicaba que el grupo de fraude económico y de blanqueo de capitales de la Guardia Civil había detenido a 34 personas por su implicación en amaños de partidos. Ese fraude y las apuestas ilegales habían sido llevabas a cabo en doce provincias de España, principalmente en torneos menores. En la trama se explotaban a jugadores jóvenes a cambio de que éstos manipularan el resultado del juego para favorecer a las mafias.

El turbio asunto no es nuevo y ya en 2007, La Federación Internacional de Tenis anunció que iniciaba una investigación sobre las apuestas que en ese momento entendían como «un riesgo» aunque se aseguraba que el circuito no era corrupto. Esos riesgos son mucho mayores en los torneos de jóvenes promesas, los 'Future', pero las apuestas son un negocio que ha ido creciendo muy rápido en los últimos años y el tenis de primer nivel no escapa a la problemática. Roberto Bautista ha sido el último en sufrir las iras y amenazas de algunos usuarios del mundo de las apuestas.

Fotos

Vídeos