Las instituciones negocian el aforo de la plaza de Valencia a una semana de la Copa Davis

Carteles con los españoles que jugarán en Valencia. / m. molines
Carteles con los españoles que jugarán en Valencia. / m. molines

3.500 localidades todavía están pendientes de que se apruebe la instalación de vías de evacuación supletorias

M. R./A. M.

El aforo de la plaza está en el aire. El recinto alberga a 11.000 personas con motivo de las corridas de toros, pero la organización de la Copa Davis se ha encontrado con un inconveniente a la hora de gestionar la venta de entradas. Según los técnicos de seguridad, el coso valenciano no está preparado para dar cabida a tantos espectadores y consideran que su capacidad debería reducirse a 7.500 u 8.000 para acoger la eliminatoria entre España y Alemania. Los responsables del evento tratan de resolver el asunto con urgencia, ya que dentro de sólo una semana arrancará la competición.

Durante las últimas horas, la organización de la eliminatoria de Copa Davis ha mantenido intensas negociaciones con la Generalitat Valenciana con tal de encontrar una solución. Y es que la sensible reducción del aforo supondría un perjuicio tanto para los aficionados al tenis como para la ciudad, ya que está previsto que los espectadores generen un jugoso retorno económico durante su estancia en la capital del Turia.

La clave está en que la legislación para festejos taurinos, por su antigüedad, contempla unos parámetros diferentes a los de la normativa para el resto de espectáculos, entre ellos los deportivos. La organización del torneo está presionando para que se pueda mantener el aforo completo o que la disminución sea mínima.

Más sobre la Copa Davis

Ha habido reuniones entre la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias y el Departamento de Patrimonio de la Diputación de Valencia para buscar una fórmula. Hay voluntad por parte de las instituciones públicas. La solución que se ha planteado consiste en instalar unas vías de evacuación supletorias que favorecieran el desalojo en caso de que fuera necesario. Una opción empleada en alguna ocasión. Sin embargo, todo depende de la autorización necesaria. Entre hoy y mañana, se tomará una decisión.

3.500 localidades dependen de que se alcance un acuerdo. Las entradas, cuyo precio oscila entre 136 y 220 euros, se venden a buen ritmo. 2.000 localidades estarán reservadas para compromisos institucionales y comerciales.

Fotos

Vídeos