Ferrer vuelve a una final un año y nueve meses después

El de Xàbia vence a Verdasco en un partido que estuvo parado por la irrupción de un neonazi y Sorribes se retira por lesión en Suiza El valenciano se mide hoy a Dolgopolov por el título en Bastad

EFE

David Ferrer volverá a disputar hoy una final del circuito ATP. Ganó su último título en 2015. Fue en Viena, el 25 de octubre. Su travesía por el desierto ha durado un año y nueve meses. El valenciano, octavo favorito y 46 del ranking mundial, evitó ayer la remontada del madrileño Fernando Verdasco (39º) al doblegarle por 6-1, 6-7 (3/7) y 6-4 para clasificarse para la final del campeonato de Bastad (Suecia). Su rival hoy será el ucraniano Alexandr Dolgopolov (89º), que derrotó en la otra semifinal al ruso Andrey Kuznetsov (88º) por 6-3 y 6-2.

Ferrer tardó dos horas y nueve minutos en vencer por decimoquinta vez en veintidós enfrentamientos a Verdasco, que no pudo prolongar la mejoría que evidenció desde el segundo parcial. Será su decimocuarto duelo ante Dolgopolov. El valenciano venció en nueve de ellos aunque el más reciente, este año en Río de Janeiro, cayó del lado del tenista ucraniano.

El partido sufrió una breve interrupción provocada por un hombre que profirió a gritos consignas nazis. El periódico sueco Expressen muestra un vídeo en el que el hombre, ataviado con una camiseta negra de un movimiento neonazi sueco, irrumpe y se pasea por la pista realizando proclamas de apología nazi antes de ser expulsado por la seguridad del torneo. «Pasé miedo cuando el hombre habló de la forma que lo hizo. Es un lunático... lo que hizo no es normal», reconoció el tenista de Xàbia.

Después de haber eliminado al finalista del año pasado, Ferrer disputará a sus 35 años la final 52 de su carrera. Ha ganado 26 de ellas. En Bastad, Ferrer ya fue campeón en 2007 y en 2012. Dolgopolov jugará su octava final, la quinta sobre tierra batida, a sus 28 años.

La castellonense Sara Sorribes, por su parte, se retiró por lesión en las semifinales del torneo de Gstaad (Suiza), cuando caía ante la holandesa Kiki Bertens, segunda favorita, por 6-1 tras 38 minutos. La de La Vall d'Uixó, que ya había caído en su único enfrentamiento con la holandesa (Rabat 2016), se retiró tras ceder el primer set por molestias en el codo izquierdo.

Fotos

Vídeos