Tenis

Valencia, a un paso de ser sede de la Davis

David Ferrer, durante uno de sus partidos de la eliminatoria que se disputó en Oropesa en 2012. / AFP/JOSé JORDáN
David Ferrer, durante uno de sus partidos de la eliminatoria que se disputó en Oropesa en 2012. / AFP/JOSé JORDáN

La Federación prefiere que los cuartos no se disputen en Mallorca por la presencia masiva de aficionados alemanes

Moisés Rodríguez Plaza
MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZAValencia

La plaza de toros está en la pole para convertirse en los próximos días oficialmente en la sede de la eliminatoria de cuartos de la Copa Davis entre España y Alemania. La Federación nacional prefiere Valencia a las alternativas ofrecidas por la demarcación balear y andaluza. Esa última, esto es, Granada, parece descartada porque los propios tenistas no quieren jugar en altura y bajo techo. Sobre la posibilidad de Palma de Mallorca, tampoco se es muy partidario porque el combinado de Sergi Bruguera se convertiría de facto en el equipo visitante pese a estar en casa.

La alternativa que ofrece la federación balear sería l'Alcúdia, localidad de unos 20.000 habitantes que se ubica al norte de la isla. En esta zona de Palma de Mallorca hay una importante colonia germana, con zonas en las que se habla principalmente en alemán y con medios de comunicación que se editan en este idioma. La eliminatoria se disputaría en tierra batida, pero ese sería el único privilegio que España aprovecharía de su condición de local.

El combinado alemán contaría seguro con el apoyo de numerosos aficionados que residen en la zona. La mayoría del público español, en cambio, debería desplazarse varios kilómetros en coche. A quienes lleguen desde la Península, a esto hay que añadirle el viaje en avión. Es cierto que Palma de Mallorca tendría el tirón de que Rafa Nadal atendiese a la convocatoria de Sergi Bruguera para jugar en casa. Sin embargo, parece poco probable que el balear dispute la Copa Davis.

La demarcación balear aprieta para llevarse la eliminatoria, por la que también puja Granada

Sin Nadal, y a pesar de la insistencia de la demarcación insular, la Federación Española apura sus opciones para que la eliminatoria de cuartos contra Alemania, que se disputará del 6 al 8 de abril, se celebre en Valencia. Las tres instituciones baleares -el gobierno autonómico, el Consell de Palma y el Ayuntamiento de l'Alcúdia- han pujado fuerte por el evento.

Mientras la opción balear precisa en torno a un millón de euros, para traer el tenis a la plaza de toros de Valencia hacen falta unos 300.000. Las instituciones de la Comunitat están también enfrascadas en quién aporta ese dinero. La candidatura de la capital del Turia ha ido ganando opciones a medida que ha transcurrido la semana.

El Ayuntamiento, la Diputación y la Generalitat están de acuerdo en que el evento es interesante desde el punto de vista de la promoción de Valencia. Como ejemplo orientativo, la reciente eliminatoria frente a Inglaterra en Marbella tuvo un retorno económico para la ciudad de 11.960.000 euros y supuso 370 millones de impacto promocional en todo el mundo en cuanto a lectores, oyentes y espectadores en medios de comunicación. En el caso de la capital del Turia, los gastos logísticos se reducirían ostensiblemente al celebrarse la competición en una instalación con gradas. El problema a resolver es de dónde sale el dinero necesario para pagar el canon. En principio, la institución provincial se planta en la cesión de la plaza de toros.

El alquiler del coso taurino está tasado en 10.000 euros diarios. La Federación Española necesitaría la instalación 12 días para el montaje y desmontaje de las dos pistas (la de competición y la de entrenamiento), y las tres jornadas de partidos. El Ayuntamiento aportaría 100.000 euros en metálico. Con ese panorama, la Generalitat debería costear los 200.000 euros restantes.

En un principio, este dinero no puede salir de la Conselleria de Educación y Deporte, cuyo presupuesto está muy ajustado. Es más, se entiende la Copa Davis como una iniciativa de promoción del turismo y es más que probable que el dinero llegue de esas partidas. Al cierre de esta edición no se descarta que, por el mismo concepto, se implique a la Diputación más allá de la cesión de la plaza de toros.

El Gobierno autonómico es partidario de que la aportación sea equitativa, esto es, 100.000 euros cada una. Con las cartas marcadas y con poco tiempo para tomar una decisión definitiva -la Federación Española ha de comunicar a la Internacional la sede el próximo lunes-, las reuniones se han intensificado en las últimas horas. De hecho, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y su gabinete han tomado las riendas y tomarán la decisión final.

Fotos

Vídeos