El tenis marca tendencia

Las taquillas de la plaza de
toros colgaron el cartel de
no hay billetes para el día
decisivo de la eliminatoria
de la Davis./ txema rodríguez
Las taquillas de la plaza de toros colgaron el cartel de no hay billetes para el día decisivo de la eliminatoria de la Davis. / txema rodríguez

Cerca de 24.000 personas acuden a la plaza de toros a lo largo de las tres jornadas de Copa Davis en Valencia Los aficionados arrasan con las prendas oficiales de la selección española

LOURDES MARTÍ

valencia. Los valencianos quieren ser como Rafa Nadal o como David Ferrer. El equipo español de tenis se fue de la ciudad con el pase a las semifinales de la Copa Davis pero atrás, además de las cifras económicas, deja un gran número de aficionados que en estos tres días se han enganchado al equipo capitaneado por Sergi Bruguera. Ayer, minutos después de que concluyera la eliminatoria, apenas quedaban camisetas oficiales en el stand del equipo español, que estaba situado en los aledaños de la plaza de toros. «No sabemos exactamente el número de prendas que se han vendido pero ha sido increíble. Ya hay lista de reserva para los que la han encargado», decía uno de los empleados en un espacio que se quedó pequeño. «¿Lo que más piden? Las camisetas y chaquetas oficiales, todo lo que sea ir vestido igual que los jugadores», continuaba el dependiente.

Aunque en realidad no hacía falta vestir nada 'oficial' para apoyar al equipo español. Cualquier prenda roja valía para mostrar su apoyo. Como Juan y Fernando Roig. El primero entró a las 11 horas con gorra de la selección de fútbol (y la estrella que le acredita como campeona de un Mundial incluida) y no se marchó hasta el inolvidable punto de David Ferrer que decantaba la eliminatoria hacia los locales. Fue el primero de muchos rostros conocidos ayer en la plaza de toros.

Anil Murthy, presidente del Valencia, disfrutó del primer partido de la jornada junto a su pareja y a su hijo pequeño que se lo pasó en grande. Y también Fernando Giner, máximo representante de la Asociación de Futbolistas del Valencia. No fueron los únicos vinculados con la entidad de Mestalla que acudieron. El exjugador David Albelda se dejó ver junto a su pareja. También presenció el primer encuentro de la mañana otro ex, Unai Emery. El que fuera entrenador del Valencia, que visita la ciudad siempre que se lo permite su trabajo en el PSG, disfrutó del mejor regreso de Rafa Nadal junto al exdirector de comunicación del club, Damià Vidagany. Envidia sana sentiría desde la grada Manolo Santana, el extenista, y volvió a la plaza el director del circuito Ricardo Tormo, Gonzalo Gobert.

Anil Murthy, Emery, Albelda o Fernando Giner ponen el punto futbolero en la plaza Nadal explota por dar la conferencia de prensa mientras Ferrer jugaba el punto definitivo

Héctor Colonques, fundador y presidente de Porcelanosa, fue alguno de los empresarios asistentes. Además de los políticos valencianos, Ximo Puig, presidente de la Generalitat, o Joan Ribó entre otros, que han disfrutado de los tres días de tenis, se les unió Íñigo Méndez de Vigo. El ministro de Educación, Cultura y Deporte después de presenciar parte del partido de Nadal y del de Ferrer, se metió junto al resto de representantes de la ciudadanía en los vestuarios para felicitar personalmente a los jugadores, pero antes se le vio charlar animadamente tanto con Puig como con Ribó.

A esas horas seguro que al número uno del mundo ya se le había pasado el cabreo por tener que abandonar la plaza de toros para comparecer ante la prensa cuando su compañero estaba jugándose el pase a la siguiente fase de la Copa Davis. Mientras hablaba, el tenista balear miraba de reojo la pantalla en la que se retransmitía el partido, y después de unas pocas preguntas, explotó: «Tener ahora la rueda de prensa es una regla que no me gusta, el que se la inventado no conoce muy bien el periodismo ni lo que significa estar jugándote la eliminatoria el último día».

La ropa, los llaveros... la mercadotecnica de la selección es ya un recuerdo de una eliminatoria inolvidable para los aficionados al tenis que ayer fueron un factor imprescindible para entender la remontada española y que suman cerca de 24.000 durante los tres días de competición. «David, David», no se cansaron de corear el nombre del de Xàbia. Confiaban en él. Con el 4-5 la charanga que animó durante tres días en la plaza de toros tocó 'Eye of the tiger', la banda sonora de 'Rocky' con la que apelaba a la épica. David Ferrer, poniendo el empate, convenció al público: «Este partido, lo vamos a ganar». Lo tenían claro. El de Xàbia, el banquillo español y toda la afición que llenó el recinto. Primera bola de partido para el alicantino y la plaza se cayó. «David, David». Era sólo una eliminatoria pero sabía a título: «Campeones, campeones», gritaban los aficionados.

La jornada en Valencia terminó en fiesta -una de sabor muy especial por ese triunfo de David Ferrer-, después de haber arrancado con un minuto de silencio por el atentado del sábado en la ciudad alemana de Münster.

Fotos

Vídeos