Las Provincias

La vuelta a casa de las campeonas

  • «Fue impresionante jugar aquí ante tanta gente y vencer», explica Conchita Martínez en un acto que se celebra en el interior del club por la lluvia

  • Homenaje al equipo español que ganó en Valencia la Copa Federación en 1995

El equipo español que ganó la Copa Federación hace 21 años en las pistas del CT Valencia se reunió ayer en el escenario en el que consiguió su éxito para recibir el homenaje por un logro, el primero que el combinado nacional obtenía en territorio español. España derrotó en aquella final por 3-2 a Estados Unidos y veintiún años después se reunieron Conchita Martínez, Viví Ruano y María Antonio Sánchez, junto al que era su capitán, Miquel Margets, por lo que Arantxa Sánchez Vicario fue la única ausente de aquel equipo, al no encontrarse en España. Con motivo de la celebración de la primera edición del BBVA Open Ciudad de Valencia se realizó este homenaje, al coincidir ambas fechas.

El acto finalmente no se ha podido celebrar en la pista central del club antes de la final, tal y como estaba previsto, debido a la lluvia que ha obligado a retrasar el partido y a celebrar este acto en el interior de las instalaciones del club.

Además del equipo español, también estuvieron presentes la tenista Anabel Medina, como directora del torneo, así como el presidente de la RFET, Miguel Díaz, y el presidente del CT Valencia, Ramiro Verdejo. También asistieron autoridades locales, como el director general del Deporte de la Generalitat, Josep Miquel Molla; la diputada de Deporte, Isabel García, y la concejal de deportes del Ayuntamiento de Valencia, Maite Girau. Durante el acto de homenaje se proyectó un vídeo con imágenes de aquella final, lo que provocó las risas y las bromas entre las componentes del equipo español al verse tan jóvenes. Todos ellos recibieron como recuerdo un dibujo basado en dos fotografías en las que levantaban el trofeo.

Miguel Díaz fue el encargado de entregar este recuerdo a Conchita Martínez, a la que recientemente renovó como capitana tanto del equipo de la Copa Davis como de la Copa Federación, y aprovechó la coyuntura para espetarle: «El año que viene otro», a lo que Conchita respondió: «pero aquí en Valencia».

Margets, el capitán de aquella inolvidable Copa Federación, señaló durante el acto que se considera «un afortunado» por haber podido dirigir a aquel grupo y señaló que recordaba sobre todo aquellas gradas repletas, con 7.000 personas que les apoyaban.

«Aunque han pasado veintiún años quiero recordar que estas jugadoras dominaron durante una década el tenis por equipos, ya que ganaron hasta en cinco ocasiones la Copa Federación. Fue la primera final que se ganó en España y esperamos que muy pronto se pueda decir que no fue la última», agregó Margets. El único 'pero' a la celebración llegó por culpa de la lluvia. Estaba previsto que el homenaje se celebraba en la pista central del CT Valencia, pero el agua lo imposibilitó. La tromba provocó que el acto se celebrara en el interior de las instalaciones del club y además, la final del torneo quedó aplazada hasta la jornada de hoy.

Por su parte, Conchita Martínez señaló que guarda muy buenos recuerdos de aquella final. «Fue impresionante jugar en Valencia ante tanta gente y ganar», indicó. Viví Ruano comentó que a pesar de los cinco títulos ganados, aquel fue especial para ella porque casi era de Valencia. «Viví seis años aquí y fue una eliminatoria bonita y tengo unos recuerdos muy buenos, con toda mi familia en la grada. Ganar en casa siempre se queda marcado en el corazón de por vida», agregó.

La directora del torneo, la valenciana Anabel Medina, mostró sus deseos de que «se pueda repetir aquella gesta y seguro que el presidente del club estaría encantado de que fuera aquí de nuevo».

La lluvia ha sido el gran enemigo del recién nacido BBVA Open de Valencia. Desde que el martes sólo permitiese disputar cuatro partidos hasta ayer. La organización intentó en vano durante todo el día que la italiana Jasmine Paolini y la holandesa Quirine Lemoine disputasen la final. Las precipitaciones ya obligaron a trasladar al interior del club el homenaje al equipo que ganó la Copa Federación hace 21 años.

Cuando paró de llover, los responsables de las pistas trataron de preparar la central del CT Valencia. Cuando por la tarde regresaron las precipitaciones, se acordó que lo mejor era aplazar. La organización ha fijado las 10 de hoy para jugar la final, aunque también se estará pendiente del cielo.

Las inclemencias meteorológicas reafirman la intención de tratar de cambiar de fecha el torneo de cara a 2017. Se prefiere septiembre, con un clima habitualmente más cálido, aunque ahora se ha de consultar con la ITF si hay hueco en el calendario del próximo año. Cuando se eligió noviembre pesó que Anabel Medina afrontaba la temporada como doblista.