Las Provincias

«Es fundamental tener tenis de élite en Valencia, pero a veces los apoyos se acaban»

La capitana de Copa Davis y Copa Federación, Conchita Martínez. :: efe/alejandro garcía
La capitana de Copa Davis y Copa Federación, Conchita Martínez. :: efe/alejandro garcía
  • «De esta ciudad han salido buenos jugadores, aunque las instituciones son libres de respaldar el deporte que quieran», señala la aragonesa

  • Conchita Martínez Capitana de equipos de Copa Davis y Federación

Conchita Martínez aparcó unas horas su trabajo como capitana española de Copa Davis y Copa Federación. Lo hizo para asistir precisamente al homenaje a aquel legendario equipo que hace 21 años ganó el torneo femenino por equipos en Valencia. Para la exjugadora, Valencia es ciudad de tenis.

¿Qué le parece este torneo Open Ciudad de Valencia?

Creo que es una gran iniciativa y que esté dirigido por Anabel Medina supone un éxito seguro.

Después de perder el Valencia Open masculino, ¿puede ser esto el embrión de algo grande?

Perder el torneo masculino fue una gran pena pero siempre se dan oportunidades de coger otros torneos, así que esto es el comienzo. Me consta que quieren crecer y eso es una muy buena noticia.

Usted estaba en la empresa que gestionó el torneo masculino desde el inicio de su etapa Open500. ¿Cómo se vivió el final?

-Ya le digo que fue una pena, cuesta mucho sacar adelante un torneo así. Cuando no tienes el apoyo de las instituciones ni consigues patrocinadores... con el tema de la crisis fue muy complicado y se sufrió mucho para mantenerlo un par de años. Yo era socia pasiva, no dirigía ni trabajaba dentro del torneo.

Valencia es una ciudad de tenis. ¿Le falta algo si no tiene un torneo de élite?

Yo creo que es fundamental, pero es que a veces los apoyos se acaban. Yo creo que es muy positivo tener tenis de élite, sobre todo en Valencia, de donde han salido y salen tan buenos jugadores y donde hay cantidad de academias para entrenar. Pienso que es básico pero las instituciones también son libres de apoyar a los deportes que quieran.

El CT Valencia parece que ha acertado en su iniciativa para tratar de sustituir el Open con el auge del deporte femenino...

No tiene nada que ver un torneo con el otro. Aquí se apuesta por ITF peququeñito, un 25.000 está bien. Espero que crezca y que tengan apoyo. En el CT Valencia lo hacen muy bien. Si consiguen el respaldo y los espónsores para que pueda subir y el año que viene pasa a ser un 50.000 o un 60.000, sería positivo. A veces hay que crecer desde abajo, este proyecto tiene muy buena pinta.

¿Es una garantía que esté detrás uno de los clubes con más historia de España?

Este club lo hace todo muy bien, mira las imágenes de aquella Copa Federación. En las últimas ediciones del torneo de hombres sí se notó un bajón en el público.

Sin embargo, Valencia desde siempre ha demostrado interés por el tenis. Como dice, en las gradas de la Copa Federación que jugaron aquí se ven gradas llenas...

Las últimas ediciones del Open estuvo algo desangelado, quizás por las fechas o que fuese indoor, pero se puede recuperar. Valencia es una ciudad de tenis, la gente disfruta.

Como capitana de Copa Davis y Federación, ¿su principal reto es la Ensaladera o que por fin las chicas vuelvan a lo más alto?

Estoy aquí para las dos cosas y si dijera algo diferente tiraría piedras sobre mi tejado. He de buscar el compromiso de los jugadores y lograr grandes cosas. Nos han tocado dos piedras en primera ronda, pero tenemos que luchar.

Pero España lleva demasiado tiempo sin éxito en chicas...

No es fácil. Nosotras tuvimos una época muy buena. Ahora tenemos a Garbiñe y Carla ahí arriba, pero para ganar la Copa Federación has de tener dos tenistas muy fuertes o un equipo muy competitivo. El año pasado jugaron ellas dos y se ascendió. Para ganar han de jugar las que están arriba, que son Garbiñe, Carla, Lara Arruabarrena y ver cómo lo montamos con la cuarta.

Aquí tiene a la castellonense Sara Sorribes. ¿Qué opinión le merece? ¿Qué trayectoria le augura?

La veo muy bien, de hecho la tuvimos en la eliminatoria del ascenso, en Lleida. Es una jugadora buena, muy competitiva, con garra y valiente y muy de equipo. Me gusta tenerla. Ahora parece que está dando ese empujón, intentando meterse entre las 100 primeras. Está trabajando y ha de seguir así.

¿La generación de Nadal y Ferrer ya lo ha dado todo o confía en que ofrezca aún alguna alegría?

Lógicamente no están logrando lo que consiguieron cuando eran más jóvenes, pero eso no debe sorprender a nadie. Yo les veo bien, competitivos y peligrosos. Luego están muy bien acompañados por Roberto Bautista, Albert Ramos, Carreño. No es que se vayan y ya no haya nada.

A Bautista a veces aquí se le compara con Ferrer...

Son diferentes, pero es cierto que se parecen en la garra y en dejarlo todo en la pista. Tienen estilos distintos, pero guardan similitudes.