Las Provincias

Miguel Cardenal. :: efe
Miguel Cardenal. :: efe

Miguel Cardenal, investigado

  • El presidente del CSD tendrá que declarar ante el juez

  • El exmáximo responsable de la Federación de Tenis José Luis Escañuela presentó una querella por prevaricación y otros cinco delitos

Miguel Cardenal, presidente del Consejo Superior de Deportes, ha sido citado a declarar en calidad de investigado por el Juzgado de Instrucción Número 36 de Madrid tras admitir la querella interpuesta por el ex presidente de la Real Federación Española de Tenis, José Luis Escañuela.

Escañuela, inhabilitado en su momento por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), acusa a Cardenal de prevaricación, malversación de caudales públicos, falsedad en documento público, revelación de secretos, injurias y calumnias. Desde el CSD se apunta que la querella de Escañuela es «completamente inconsistente». En mayo de 2016 cuando se incoaron diligencias previas, Miguel Cardenal ya afirmó que ya le habían puesto «bastantes en estos cuatro años» y tanto Escañuela como Ángel Villar, presidente de la RFEF, saben según él, «que no sirven para nada». «Si lo que pretende es que no cumplamos nuestra obligación de luchar contra las prácticas ilegales, continuarán fracasando. Lo he repetido ante la opinión pública cada vez que emprenden una acción legal», dijo entonces el presidente del CSD.

Escañuela fue inhabilitado por el TAD en septiembre de 2015 durante dos años por no remitir al CSD los registros que debían justificar la actividad económica de la Fundación y el Observatorio del Tenis. El TAD justificó su decisión de inhabilitar dos años a Escañuela en la comisión «de la infracción grave tipificada en los artículos 76.4a) de la Ley del Deporte, 18a) del Real Decreto 1992 de disciplina deportiva y de los Estatutos de la RFET consistente en incumplimiento reiterado de órdenes e instrucciones emanadas de los órganos deportivos competentes al no remitir al CSD y a la auditora BDO la documentación relevante requerida reiteradamente».

Además, el mismo tribunal le sancionó con otros siete meses por negarse a entregar al CSD las actas de la junta directiva de la RFET referentes al nombramiento como capitana de Copa Davis de Gala León. El nuevo presidente de la Federación, Fernando Fernández Ladreda, nada más asumir el cargo prescindió de la ex capitana Gala León, nombró a Conchita Martínez y con su llegada la selección española de tenis volvió a la normalidad. En junio de 2015, varios tenistas, entre ellos Rafael Nadal, David Ferrer, Garbiñe Muguruza o Carla Suárez, otros ilustres ya retirados como Manolo Santana, Carlos Moyá o Juan Carlos Ferrero y numerosos técnicos rubricaron una carta en contra del presidente de la RFET, José Luis Escañuela, a quien responsabilizaron del deterioro del tenis español.