Las Provincias

Nadal disfrutó de dos permisos de la Federación para tomar fármacos de uso terapéutico

madrid. Las nuevas filtraciones de los hackers rusos 'Fancy Bears' sobre los datos registrados por el programa la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) ha incluido esta vez a Rafael Nadal, el primer tenista masculino en las revelaciones. En su caso fueron betametasona por uso intramuscular en septiembre de 2009 y corticotropina por la misma vía en agosto de 2012 los fármacos autorizados para no vulnerar el sistema antidopaje internacional. Ambas fueron aprobados por los servicios médicos de la Federación Internacional de Tenis (FIT) dentro de su programa de autorizaciones de uso terapéutico.

La betametasona es un potente esteroide que se emplea en algunos casos con fines antiinflamatorios y el balear tuvo una exención firmada con carácter retroactivo (se firmó el 29 de septiembre de 2009 y expiraba el 25 de septiembre) la temporada en que no defendió su corona en Wimbledon por una lesión. Por entonces el manacorense era uno de los deportistas más beligerantes cuando se trataba el tema del dopaje. «No puede ser que nos traten como a delincuentes, no me parece correcto. Me parece patético que (Guillermo) Cañas fuese al US Open (en 2005) y no lo dejaran pasar. ¿Por qué? ¿Porque ha matado a alguien, ha violado a alguien? A lo mejor se tomó una aspirina que no podía tomar. Y, entonces, ¿esto qué es?», se preguntaba en 2006.

Además, el balear siempre se mostró muy reticente con los controles sorpresa porque asegura que su paradero diario forma parte de su intimidad o que le resulta difícil en ocasiones adivinar dónde se encontrará en las siguientes horas. «Si pierdo mañana volveré a Mallorca y quién sabe si tendré acceso a Internet. Ahora, si llaman a mi puerta en Mallorca y no estoy me dan una advertencia. Pasó antes con Moyá. Esto es muy injusto»».