Las Provincias

La china Li Na mira fijamente a la pelota antes de golpearla.
La china Li Na mira fijamente a la pelota antes de golpearla. / Petar Kujundzic (Reuters)

TENIS

Li Na se retira a los 32 años

  • La campeona china, sexta del mundo, abandona la competición debido a problemas físicos

La china Li Na, primera asiática en ganar un torneo de 'Grand Slam' y actual sexta jugadora en la clasificación mundial, confirmó este viernes su retirada de la competición debido a su problemas físicos.

"Al no poder jugar al mismo nivel que tenía (...) he tomado la decisión que se impone: retirarme de la competición", escribió la jugadora de 32 años, ganadora en enero del Abierto de Australia y de Roland Garros en 2011. Este año llegó a ser brevemente la número 2 del mundo tras su triunfo en Melbourne.

"Lo que hice (en mi carrera) sobrepasa ampliamente mis sueños y me siento muy orgullosa de haber traído la gloria al país", añadió la deportista, a quien se le ha acusado en ocasiones de falta de patriotismo.

Li Na, la primera asiática en ganar un 'grande' (Roland Garros 2011), explicó que ahora quiere consagrar tiempo a su familia y, al mismo tiempo, participar en la promoción del tenis en el extranjero y en China.

A causa de un problema en la rodilla en 2014, un año "muy difícil", Li Na tuvo que renunciar a los torneos de Montreal, Cincinnati y al US Open, si bien esperaba regresar a la competición en los torneos de Wuhan o de Pekín, durante la segunda quincena de septiembre.

La retirada de la campeona se convirtió rápidamente este viernes en uno de los temas más comentados en Sina Weibo, el primer servicio de microblogs del país, con unos 19 millones de mensajes de sus seguidores.

Pionera

"Ha tenido una influencia enorme en el tenis chino. Cuando Li Na empezó a jugar, había muchos menos jugadores. Gracias a ella, cada vez hay más", declaró a la AFP Xia Xiyao, la entrenadora con la que la ganadora del Abierto de Australia 2014 se inició en este deporte a la edad de 7 años, después de haberla convencido de que abandonara el bádminton.

"Leí en sus ojos lo que ella quería", añade desde el complejo deportivo de Wuhan -la ciudad natal de Li Na, en el centro de China- donde jugadora y preparadora se encontraron.

La suiza Martina Hingis, antigua niña prodigio del tenis, también alabó la influencia que ha tenido la jugadora en su país, donde este año se han programado seis torneos del circuito femenino (WTA).

"Ahora hay mucho más tenis en China. Muchos torneos se han trasladado allí", subrayó Hingis, ex número uno mundial.

Hija única, como la mayor parte de su generación, Li Na permanecerá como la primera asiática (incluyendo hombres y mujeres) en alcanzar una final de 'Grand Slam' (Australia-2011) y en ganar un torneo de la máxima categoría, unos meses más tarde en París.

"Te retiras en la gloría pero encarnas el orgullo del tenis chino", escribió un internauta tras la retirada.

Insumisa

"Desde marzo sufro de la rodilla y no estoy en condiciones de jugar al más alto nivel", señaló este verano la estrella china, conocida por haber abandonado el rígido sistema de los deportistas de élite de su país.

Espontánea, sonriente, con un excelente nivel de inglés y carismática para el público, Li Na también será recordada por sus ruedas de prensa, habitualmente salpicadas de bromas.

La diana habitual de sus dardos fue su marido y entrenador, Jian Shan, al que un día llegó a reprochar en público que roncara y no le dejara dormir.

Tras el comunicado, la jugadora ofrecerá más detalles sobre su decisión en una rueda de prensa programada el domingo en Pekín.