El Zurdo mejora la oferta de la sesión estelar del sábado

J. A. MONTEAGUDO VALENCIA.

El trinquet de Bellreguard es el recinto de referencia en el raspall y con su la nueva propuesta para la jornada estelar, la de los sábados, se reafirma aún más como la 'catedral' de la disciplina. En las últimas dos semanas los hermanos Peris han decidido suprimir de esta sesión la previa de juveniles por una partida de profesionales de primer nivel. Y a continuación se disputa la habitual confrontación con las mejores figuras del momento.

La iniciativa tiene visos de perdurar. La prueba de fuego tuvo lugar el pasado sábado, cuando el Valencia recibió al Real Madrid en Mestalla. El todopoderoso fútbol siempre afecta a la afluencia de aficionados si coinciden los horarios, máxime si el equipo blanquinegro juega en casa. Sin embargo, el trinquet registró una gran entrada. «Estamos muy contentos con la respuesta del público pero sobre todo por sus felicitaciones. Para poder pagar lo que cuesta reunir a tantas figuras hemos subido un euro la entrada y la gente nos dice que vale mucho la pena pagar ese poco de más y presenciar dos buenas partidas», explica Hugo Peris, componente de la saga El Zurdo.

No solamente los aficionados han salido beneficiados. Los pilotaris también, ya que el aumento de la recaudación repercute en la fórmula de destinar el 20% de los beneficios a los jugadores, proceder que se aplica desde hace tiempo, siguiendo los pasos de la otra catedral, el trinquet de Pelayo.

Fotos

Vídeos