La Selección Valenciana, reina del Mundial de la pilota

La Comunitat vence en llargues por primera vez desde 2003 y se lleva la clasificación general del campeonato de Colombia

MOISÉS RODRÍGUEZ
MOISÉS RODRÍGUEZSAN JUAN DE PASTO

Los pilotaris que han viajado a Colombia para el Mundial que acaba de concluir este sábado jamás van a olvidar esta competición. En un chazódromo repleto, con suspense hasta el último tanto y merced al saque de un chaval de 18 años recién cumplidos, el combinado de Pigat II se ha proclamado campeón planetario y, según se había marcado como objetivo, llevándose el título de llargues que se resistía desde 2004.

Los valencianos han doblegado a Bélgica, que defendía el trono de la modalidad reina del Mundial y que sus jugadores practican como profesionales. Lo han hecho en una partida digna de guión de película de suspense, en la que los valencianos han sabido ser mejores en el tramo final. Y eso que los defensores del trono se han puesto por delante 2-0. Desde entonces, la Comunitat ha reaccionado y se ha colocado por delante 3-2.

Pero entonces un lance lo ha cambiado todo. Benjamín Dochier, uno de los mejores jugadores del mundo ha realizado una acción impropia de él, al empujar al juez principal, por entenderé que se había equivocado a a favor de la Comunitat. Los árbitros han amagado con abandonar la partida y tras pedir disculpas el belga esta se ha reanudado tras 15 minutos de parón.

Esto ha venido bien a los belgas, que han reanudado mejor el juego, volteando de nuevo el marcador hasta el 5-3. A partir de ese instante, cuando parecía todo perdido, los valencianos han sacado la casta. Han sabido sufrir y cuando parecían estar contra las cuerdas, recortar al 5-4 y luego igualar.

Desde entonces, los de Pigat II han sido claramente superiores. Desde el quinto juego, ni Martínez ni José Luis Calvo han cometido un solo error. Santi de Finestrat y Pere Roc II han afinado a la hora de fijar las rayas o cerrar el tanto cuando la tenían buena. Y los belgas sí han cometido errores.

Pese a ello, con 7-5 y val-net, los valencianos han rescatado los fallos y han concedido el juego a los errores. Pero en el siguiente, sin perder la compostura, han aprovechado su primera oportunidad para cerrar la partida. Lo han hecho con una raya muy favorable y con un saque del chico que viajó a Colombia con 17 años y vuelve este domingo a casa como campeón del mundo y mayor de edad. El belga ha errado en la volea al aire y se ha desatado la euforia. Los pilotaris han regalado decenas de prendas al público local y han iniciado una fiesta que se prolongará hasta que el último de los tres vuelos que conforman el viaje de regreso aterrice este lunes en Manises. Las lágrimas de Pigat II lo decían todo: "¡Es que eran muchos años sin ganar en llargues!". Esta victoria permite también sumar nueve puntos y ser campeones absolutos, algo que de perder se habría compartido con Bélgica. Pero lo que realmente importaba era viajar el próximo verano al Europeo de Holanda como campeones planetarios en la modalidad reina de los campeonatos que organiza la Confederación Internacional.

Fotos

Vídeos