Santi de Silla, a punto de volver y sueña con ganar con su hermano

Si había ayer alguien especialmente feliz en la escala, ese era Santi de Silla. Ya no sólo por la victoria de su hermano, que también, sino porque ve la luz al final del túnel. El escaleter se lesionó cuando estaba brillando a un gran nivel que incluso le habría colocado entre los candidatos para disputar esta Lliga. Una fractura en un dedo le ha mantenido varias semanas de baja, ha pasado por el quirófano y se ha sometido a una dolorosa convalecencia. El sufrimiento tiene premio y Santi está a punto de volver a los trinquets. En los próximos días ya se entrenará con pelota blanda y cree que podrá jugar con vaqueta en un par de semanas. Anhela recuperar el tono y que Jesús levante su tercera Lliga, pero esta vez con él como escaleter. En Pelayo también estuvo otro pilotari en proceso de recuperación, como es Pablo de Borriol. Genovés II y Soro III fueron dos de las figuras que no quisieron perderse la decisiva final. Quico la vio bajo la corda, junto a Pedrito, que esta vez acudió como espectador al no tocarle ferir. Antes del inicio de la partida, recibió numerosas muestras de cariño después de que esta semana haya perdido a su madre.

Fotos

Vídeos