La revolución de los mitgers

Coeter II realiza un rebote en el desafío de ayer. / funpival
Coeter II realiza un rebote en el desafío de ayer. / funpival

MOISÉS RODRÍGUEZ VALENCIA.

Una de las muchas polémicas sin solución en la pilota es el del tratamiento que reciben los mitgers con respecto a los restos. Da igual la modalidad, la escala i corda o el raspall. Los jugadores que se colocan en la mitad de la cancha se sienten mal valorados, tanto económicamente como cuando se habla de los méritos de unos y otros. A los medieros les quedan las pequeñas revoluciones donde pueden reivindicarse. Grandes gestas en finales con elevada atención mediática o desafíos inusuales como el que se celebró ayer en Bellreguard.

Según era de esperar, y como tanto quema a los mitgers, los postores se decantaron por los restos en esa partida que reunía en un mismo equipo a los últimos cuatro campeones del Individual de raspall. Muchos pudieron hasta pensar que Brisca, Coeter II y Tonet IV iban al matadero frente a Ian, Moltó y Marrahí. Finalmente, sucedió todo lo contrario. El trío me medieros se impuso en partida sabatera (25-0).

El resultado se debe a que los mitgers estaban mejor acoplados. En la punta, Tonet IV se hinchó a hacer quinzes. Detrás, Coeter II, tres veces campeón del mano a mano pese a su condición de mitger, ocupó la posición más retrasada cuando el trío azul jugaba al resto. Era el integrante del trío más habituado al necesario gesto del rebote. En el dau, esta demarcación correspondía a Brisca porque su saque es el más potente de los tres.

Mientras los azules se acoplaron bien a la partida, los restos no estuvieron cómodos en ningún momento. Marrahí, punter por un día, se mostró errático en esa demarcación. Pero la derrota no ha de justificarse sólo en eso. En el resto fueron rotando Ian y Moltó, incluso intercambiaron el saque, pero el trío rojo no estuvo nunca cómodo.

Al gran triunfo de los mitgers hay que sumarle la victoria del trinquet de Bellreguard. El desafío era de 3.000 euros d'eixida. A mitad de semana, esta cantidad ya se había duplicado. En las últimas horas se logró el objetivo de que hubiesen 10.000 euros en juego, algo que se anunció en los prolegómenos. A eso hay que añadirle la expectación que ha generado la partida durante la semana. El resultado, eso sí, disminuye la posibilidad de revancha.

Más

Fotos

Vídeos