La regularización del trinquet

Pere Roc II juega una pelota durante la final de ayer en Massamagrell. / val net

La legalización de las apuestas y de los gestores, paso previo a la FundaciónLa Generalitat se reúne con los empresarios, que trasladan dos propuestas sobre cómo deberían tributar en un futuro por la travessa

MOISÉS RODRÍGUEZ VALENCIA.

La Fundación de pilota va de bo. Al menos empiezan a darse pasos visibles para ello, después de que en el último año se hayan retrasado sucesivamente los plazos. En las próximas semanas se va a adjudicar la plaza de secretario con la intención de que el organismo que regulará la vertiente profesional del deporte autóctono esté en pleno funcionamiento en 2018. Cuando esto suceda, la Generalitat pretende que los trinquets, las propias partidas y todo lo que acontezca a su alrededor esté regulado.

Esto incluye las apuestas, y para ello la pilota se ha incluido en el borrador de la nueva ley del juego en la Comunitat que el Consell quiere sacar adelante. En este texto se cifraba en 100 euros la cantidad que debía pagar el trinqueter por cada partida en la que hubiera postura. Esto ha desatado el rechazo generalizado entre los empresarios, que en su mayoría esgrimen que con esa tasa deberían cerrar.

«La medida no tiene un afán recaudatorio, sino que la pilota y les travesses estén regularizadas como las apuestas en otros deportes. Esa cifra es una idea, nada más, hay que discutirla», salió al paso Sebastià Giner, coordinador de pilota en la Generalitat ante cualquiera que le preguntara por el asunto. Ayer se reunió con los trinqueters y les transmitió la misma idea.

De ese encuentro de trabajo, al que acudieron todos los gestores excepto dos, se formularon dos alternativas, con tasas inferiores a los 100 euros. La mayoría de los trinqueters se muestran a favor de tributar por la postura. Ahora sus propuestas han de ser valoradas por la Dirección General de Tributos. Si acepta alguna de ellas se cambiará el borrador y, de lo contrario, los trinqueters deberán negociar con el gobierno autonómico.

Desde el Consell se defiende la necesidad de que la pilota profesional esté en un marco legal antes de depender de la Fundación. Además de las apuestas, esto incluye a los trinquets y a sus propios gestores. Se exigirá el seguro de responsabilidad civil -la práctica totalidad ya lo tienen-, así como la licencia a los trinqueters y a los marxadors.

Estos trámites han de pulirse en pocas semanas, sobre todo teniendo en cuenta que agosto es prácticamente inhábil. La intención que se tiene es reunir por primera vez al patronato de la Fundación de pilota en la segunda quincena de septiembre. Posiblemente en ese encuentro se constituirá la comisión ejecutiva, que ha de determinar el modelo de gestión de la pilota profesional para 2018: directo o adjudicarlo a una empresa.

Más

Fotos

Vídeos