El pulso de los incómodos

Fageca. / irene marsilla

Miguel y Fageca, dos veteranos del mano a mano, abren hoy los cuartos en una partida en la que ambos niegan ser los favoritos

MOISÉS RODRÍGUEZ VALENCIA.

Miguel y Fageca son siempre un obstáculo en el camino. Pilotaris experimentados, duros de roer y que disfrutan del mano a mano. No destacan por su potencia, pero sí por saber jugar un torneo que se concentra en un mes pero que requiere una preparación específica durante todo el verano. «Para mí ya es un premio estar aquí, hace seis meses no sabía si volvería a jugar como profesional», reitera, una vez más, Fageca. Ha superado una durísima lesión de codo. «Muchos no habrían vuelto, pero yo soy muy cabezón», subraya con cierto orgullo. «Me rompí el sóleo y llevo sólo tres semanas entrenando. El favorito es él», señala Miguel. Ambos ceden esa condición a su oponente. Afirman que no tienen nada que perder y poco que ganar. Su postura forma parte del saber afrontar el Individual, un torneo con vida propia en que cada detalle cuenta. Quien gane, se perfila como el rival de Soro III -o de Bueno, si da el sorpresón el domingo-. «Sería otro premio, a disfrutar a tope», insiste Fageca en su argumentario.

El pulso ya ha empezado. El de los incómodos. El de dos pilotaris a los que las máximas figuras no quieren como primer rival en el Individual. Miguel, de hecho, tiene el torneo en su palmarés. Destrozó en 2010 a Soro III, que un año después rozó la gloria ante Álvaro. En 2012, el de Massamagrell inició su lustro triunfal y su tercera víctima, la de 2014, fue Fageca.

«A mí me gusta mucho el torneo, pero llevo dos meses jugando y no he disputado ni 20 partidas. Lo tengo complicado, pero lucharé. Quiero que me gane Miguel, no perder yo», afirma Fageca. El alicantino, centrado durante meses en su futuro laboral, también asegura que se contenta con cumplir: «El trinquet de Massamagrell es noble, pero la edad no suma. No tengo el ritmo de antes, y salgo de la lesión del sóleo».

La batalla entre dos pilotaris acostumbrados a exprimir sus bazas en el Individual arranca hoy a las 17 en Massamagrell. Quien gane será cabeza de serie en 2018, lo que les permitiría empezar directamente en cuartos y evitar a las máximas figuras en la partida inicial. Queda mucho para eso, pero todo cuenta. Miguel y Fageca lo saben. Son duros de pelar en el mano a mano.

Más

Fotos

Vídeos