Puchol II experimenta la furia de Timbo González

Puchol II experimenta la furia de Timbo González

El valenciano cae (21-3) en la partida ante el número uno de one wall pero sale aclamado de Nueva York

Moisés Rodríguez Plaza
MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZA

Puchol II experimentó la furia de Timbo González. El número uno del one wall quiso marcar su territorio. No quiso un nuevo caso como el de Isaí Alvarado, el mexicano que sí juega habitualmente a la modalidad y que le ganó hace semanas: el vídeo de esa partida se ha convertido en viral y el neoyorquino ansía una revancha que aún no le ha sido concedida. Con el valenciano, que no jugaba en su hábitat natural, el pelotari del Bronx no tuvo compasión alguna.

El de Vinalesa tampoco la quiso. Rechazó jugar con hándicap cuando un miembro de la organización se lo ofreció. En igualdad de condiciones, Timbo desplegó todas sus armas y, pese a los esfuerzos de Puchol II, este no hizo ningún tanto hasta el 11-1. Entonces el público que abarrotaba el Brooklyn MatchPoint NYC estalló en una sonora ovación reconociendo el trabajo del valenciano.

Más información de pilota

Incluso en algunos momentos de la partida el propio Timbo reconoció la labor de su contrincante. La partida se paró definitivamente en 21-3. Agustín Larré, entrenador y mánager de Puchol II en el grupo Pilota 2.0, destaca como positiva la experiencia: "Satisfecho por el trabajo realizado, la experiencia vivida y la repercusión mediática, Puchol II se despidió de Nueva York con el largo aplauso del público reconociendo su atrevimiento".

El pilotari y su entorno se quedan con esto. Con el reconocimiento y con la oportunidad de haber sido embajadores del deporte autóctono. Antes de la partida, numerosos aficionados preguntaron a Puchol II sobre las características de la escala i corda. También tuvieron la oportunidad de tocar la pelota de vaqueta y de hacerse una idea de la dificultad de la modalidad dada la dureza, el tamaño y el bote del esférico. Agustín Larré regaló una pelota a Eric L. Adams, presidente del condado de Brooklyn, que estuvo presente en el evento compuesto por varias partidas, de las cuales la de Timbo y Puchol II era la estelar. La cátedra, como suele ocurrir en la Comunitat, hizo honor a su nombre: había pronosticado un claro triunfo del neoyorquino.

Fotos

Vídeos