Puchol II afronta la defensa de su trono

Miguel golpea durante la partida ante Fageca. / juan j. monzó

Miguel se impone a Fageca (60-50) y se cita en semifinales del mano a mano al vencedor del duelo entre Soro III y Bueno «Con Pere Roc II la partida será exigente, pero hemos entrenado para ello», afirma el campeón Individual

MOISÉS RODRÍGUEZ VALENCIA.

«Estoy bien de la mano, con protecciones puedo jugar sin problema», asegura Puchol II. El juego de tronos de cada otoño ha encarado la hora de la verdad. Quedan seis partidas por disputar y se conocerá qué pilotari de escala i corda jugará siempre de rojo el próximo año. El escaleter de Vinalesa defiende por primera vez su corona. La que arrebató a Soro III, que se presenta una vez más como su principal rival. Parece que la apuesta segura es un Soro-Puchol para la final del próximo 29 de octubre. Pere Roc II quiere contradecir a la lógica.

Rodrigo es el primer rival del número uno. Puchol II no tiene un camino fácil en este mano a mano. Ambos se miden esta tarde en Vilamarxant (18 horas) y el ganador se enfrentará en semifinales al vencedor del duelo entre Marc y Genovés II del sábado en Pelayo. «El cuadro es duro, pero si quiero ser campeón he de ganar a cualquiera. La partida contra Pere Roc II será exigente, pero hemos entrenado para enfrentarnos a cualquier oponente», argumentaba ayer el de Vinalesa a punto de entrar al trinquet de Massamagrell para ver el duelo entre Miguel y Fageca.

Están en la otra parte del cuadro, y ninguno es posible rival hasta la final, pero Puchol II se toma el mano a mano muy en serio. Como Pere Roc II. Al de Benidorm, con muchos años de pilota por delante, le resta el Individual para completar un palmarés ya envidiable. Le falta el torneo cruel, indomable. Que gasta malas pasadas a casi todos. Al alicantino le ha emparejado en los últimos tres años con rivales muy complicados en cuartos: dos con Miguel y una con Soro III. En 2017 le ha tocado Puchol II. «¡Pues a ganarle! He trabajado para eso», afirma: «Yo estaré contento con hacer una buena partida... bueno, si gano, más. Yo creo que se lo llevará quien tenga el día. El que mejor sepa aprovechar los rivales del otro».

Puchol II arrastraba molestias en la mano. «Venían del Diputació de frontón, pero estoy mejor, con protección puedo jugar sin molestias», indica el número uno. Sabe que el debut en el Individual es siempre una partida trampa. El año pasado estuvo contra las cuerdas ante Santi de Finestrat y frente a Pere Roc II, escaleter y zurdo, una situación como la de Sueca sería casi imposible de levantar.

En cuanto a la partida de Massamagrell, con la que se abrieron ayer los cuartos del Individual de escala i corda, Miguel defendió su condición de cabeza de serie de cara al torneo de 2018. El alicantino doblegó a Fageca por 60-50.

Ambos pilotaris habían declarado en la previa que no llegaban en plenitud al estar aún en fase de puesta a punto de sus respectivas lesiones. Fageca por la de codo que le ha mantenido fuera de los trinquets dos años y Miguel por una rotura en el sóleo. Pese a ello, ambos demostraron su condición de experimentados manomanistas, ofreciendo quinzes entretenidos disputados de poder a poder. Finalmente, el de Petrer acabó aprovechando más los pequeños detalles de la partida para colarse en semifinales, donde se enfrentará al vencedor de la partida entre Soro III y Bueno que se disputará el domingo en Sueca.

Los cuartos del Individual de raspall también se celebran este fin de semana, aunque no arrancan hasta mañana. Será en el trinquet de La Llosa de Ranes, donde Marrahí se medirá a Seve.

Fotos

Vídeos