Pere Roc II defiende su trono

Pere Roc II golpea durante la semifinal de ayer. / funpival
Pere Roc II golpea durante la semifinal de ayer. / funpival

El trío completa una partida perfecta que hace inútil la exhibición de Soro III y Santi (60-40) y conocerá a sus rivales el domingo El actual campeón de la Lliga de escala i corda, finalista junto a Jesús y Carlos

M. RODRÍGUEZ VALENCIA.

Pere Roc II marca su territorio y, de paso, reivindica el privilegio (según se mire) de jugar en pareja. Al resto de Benidorm se le planteó un dilema cuando le comunicaron que disputaría la Lliga en trío. Por una parte, esto le reforzaba, como así ha sucedido, en su condición de firme candidato a revalidar el título de 2017. Por la otra, el alicantino sabe que para afianzarse definitivamente en el altar de las figuras de la escala i corda ha de ganar en dúo. Él proclama cuando le preguntan que se ve capaz de soportar ese lastre, algo que la Fundació -y antes Val net- impone en los campeonatos importantes únicamente a Puchol II y Soro III.

El escaleter de Massamagrell sufrió en sus carnes ayer la cara amarga de tener que jugar en pareja contra un trío duro. Soro III dio una exhibición en el trinquet de Pedreguer. Hizo un partidón en el que su compañero, Santi, fue de menos a muchísimo más. Ambos, junto a sus tres rivales, completaron una partida excelsa, digna de una semifinal de la Lliga de escala i corda. Pero el dúo se quedó fuera.

Pere Roc II, Jesús y Carlos no ofrecieron una rendija. El 60-40 final no hace justicia a los méritos de la pareja, pero sí refleja que el trío estuvo a un nivel inconmensurable. Desde que se confeccionaron los equipos, se ha dicho que si en este equipo Jesús llegaba en plenitud, cuidado. Y el mitger de Silla está a su mejor nivel. Lo dicen quienes entienden de pilota, entre ellos el trinqueter de Pedreguer, Raúl Ivars. «Cuidado con Jesús, que no viene mucho por aquí y es el tapado», deslizó durante la pasada semana.

La última plaza de semifinales del torneo de raspall se decide esta mañana en Dénia

Dicho y hecho. Rodrigo hizo lo suyo. Lo de no fallar ni una y ofrecer el nivel que le lleva a casi todas las finales importantes en los últimos meses. Jesús brilló con luz propia, cogiendo mucho juego y evitando que a Pere Roc II le atenazara el desgaste. Y Carlos estuvo correcto parando pelotas, reivindicando la labor del punter.

El trío cargó de salida en Soro III y le puso a la partida una intensidad que resultaría decisiva. Cuando Santi entró en partida y empezó a escudar con maestría a su compañero, Pere Roc II, Jesús y Carlos ya tenían una ventaja de tres juegos. A partir de entonces, prácticamente cada golpe despertaba las murmuraciones de admiración en el público. Partida perfecta en la que, cosas de la competición, sólo podía ganar uno. Ese fue Pere Roc II, que tendrá la ocasión de defender su trono y conseguir un hito nada sencillo: ganar más de una Lliga seguida. Eso está sólo al alcance de grandes pilotaris, el último, Genovés II, que alzó tres entre 2008 y 2010.

El trío de Pere Roc II, Jesús y Carlos conocerá sus rivales el próximo domingo. A las 11.30 horas, en Vilamarxant, se enfrentarán Francés, Javi y Bueno a Puchol II y Nacho. La partida por el título se disputará el 18 en Pelayo.

La competición sigue este domingo, pero en la modalidad de raspall, donde quedarán definitivamente confeccionadas las semifinales. Con los tríos de Ian, Moltó y Guadi clasificados, y el de Montaner eliminado, el trinquet de Dénia decide esta mañana la última plaza de la penúltima ronda. Se enfrentan Sergio, Coeter II y Néstor a Marrahí, Seve y Gabi. A los primeros les bastaría con puntuar -esto es, llegar a 20 aunque perdieran- para clasificarse. Al equipo de Marrahí, por lo tanto, sólo le valen los tres puntos. De pasar, Sergio se enfrentaría a Moltó, mientras que si se clasificase el de Villanueva de Castellón, se mediría a Ian y sus compañeros.

Fotos

Vídeos