Pelayo cierra mañana por reformas en su segundo lavado de cara desde 2015

El empresario José Luis López propone más mejoras para la Catedral, que estará casi tres meses sin actividad hasta inicios de octubre

MOISÉS RODRÍGUEZ

valencia. Las vacaciones de Pelayo van a ser más largas que de costumbre. Habitualmente, la Catedral de la escala i corda cerraba desde mediados de julio hasta finales de agosto por vacaciones. Eso fue lo normal durante los años de gestión de Arturo Tuzón, y así sucedió tras el primer ejercicio desde la adquisición del trinquet por parte de José Luis López. El empresario aprovechó el verano pasado para someter la cancha a un primer lavado de cara, pero dejó algunas iniciativas para 2017.

Está previsto que las obras arranquen la próxima semana, por lo que tanto el bar como el trinquet cerrarán sus puertas después del festival de este sábado, el día grande de Pelayo. Y será con una gran partida en la que se estrenará en la Copa la pareja finalista de la Lliga, aunque esta vez formará cada uno a un lado de la cuerda: Soro III estará con Héctor y se enfrentarán a Pablo de Sella y Javi. El torneo, por cierto, arranca esta tarde en Vilamarxant: Pere Roc II y Jesús, defensores del título, se miden a Francés y Félix. La pareja ganadora de 2016, de revalidar el título, no podrá hacerlo en el mismo escenario. Deberá ser en Llíria, escenario de la final y que programará partidas de profesionales mientras esté cerrado Pelayo. La Catedral reabrirá sus puertas el primer fin de semana de octubre, aunque la fecha está por concretar.

La cancha estará casi tres meses cerrada porque agosto se considera prácticamente inhábil, y algunos de los trabajos previstos no se podrán hacer en ese octavo mes de 2017. José Luis López y su equipo han estado debatiendo en qué consistirá este segundo lavado de cara. Lo único que se tenía claro desde el principio es que se renovará el terreno de juego, esto es: las losas del propio trinquet. Además, uno de los anhelos es dotar de mayor visibilidad a la instalación, tanto en el acceso al bar en la calle Pelayo, como una vez dentro del local.

Fotos

Vídeos