La mujer pilotari asalta la catedral

Noelia juega ayer una pelota ante la mirada de Waldo. / funpival
Noelia juega ayer una pelota ante la mirada de Waldo. / funpival

Concha Montaner hace el saque de honor y futbolistas del Levante la reballà de la partida mixta de raspall Pelayo escenifica la pujanza femenina en el deporte autóctono

M. RODRÍGUEZ VALENCIA.

Concha Montaner ha tenido que esperar 12 años para acariciar la medalla Mundial que le arrebató la lacra del dopaje. La mujer ha aguardado mucho más tiempo el momento de vivir la pilota en primera persona. Ella misma, de niña, vio a vecinos suyos jugar en la calle de L'Eliana donde siempre ha residido su abuela. La saltadora de longitud realizó ayer el saque de honor de la partida mixta de raspall que fue el acto central de la jornada reivindicativa Va de Dona. Futbolistas del primer equipo femenino del Levante hicieron la reballà.

El evento que organiza la Federació ha cobrado fuerza en las últimas ediciones. Ayer las mujeres pilotaris tomaron Pelayo. Desde primera hora de la tarde, las participantes de la Lliga -la primera que se organiza y se publicita al estilo de las profesionales de escala i corda y raspall- se dejaron ver con las equipaciones por la catedral. Como las chicas que jugaron la partida mixta de raspall, en la que Waldo, Noelia y Fanni se enfrentaron a Victoria, Moro y Joana. Todos ellos mostraron un buen nivel.

El raspall femenino volverá a estar presente en la Fira de Falles, revitalizada desde que José Luis López adquirió Pelayo. Desde el jueves 15 habrá partidas todas las tardes hasta el domingo, cuando la catedral acogerá la final de la Lliga de escala i corda. El sábado a las 16.30 horas, Mar, Anabel y Victoria se medirán a Ana, Noelia y Amparo.

Fotos

Vídeos