Moltó se pasa a las tres paredes

El campeón de raspall participará en la próxima edición del Trofeu Diputacio de frontóLa vuelta de Genovés II y la defensa del título por parte de Puchol II son otros de los atractivos del torneo reservado para los mejores especialistas

JOSÉ A. MONTEAGUDO VALENCIA.

El duelo entre los dos campeones individuales de escala i corda y raspall, respectivamente, Puchol II y Moltó en el trinquet no acabó de concretarse, pese a la predisposición de los dos pilotaris. El enfrentamiento sí podría acontecer en breve aunque en un escenario distinto, un frontón. Eso sí, no sería mano a mano sino por parejas. Y es que la participación del campeón del raspall es la gran novedad de la próxima edición del Trofeu Diputació de València de frontó. Se trata de la cita más singular en las tres paredes valencianas porque durante varias jornadas reúne a las figuras profesionales que mejor se desenvuelven con la pelota de 'tec' junto a los grandes especialistas de las competiciones federativas que acontecen durante el año.

Moltó es un pilotari con iniciativa y hombre de retos. Y tras algo más de un año practicando en soledad o junto a expertos como Genovés II, el pilotari cree que ha llegado el momento de probarse con los más reputados. «Me hacía ilusión. A base de mucho entrenar, al final te entran ganas de competir. Ahora quiero ir más allá, jugar, y si es posible ganar este torneo de prestigio», explica el resto.

El de Barxeta ha encontrado en el verde una vía de escape. El frontón le sirve para prepararse pero saliendo de la rutina. Y aunque cree que responderá a esta prueba de fuego, ya que en caso contrario no hubiese participado, reconoce que tiene aspectos que mejorar. «Me queda mucho por aprender. Pero la mejor manera de pulir mi nivel es con el ritmo que te da la competición. Y cuento con la ayuda de un jugador muy experimentado como Adrián. Seguro que sus indicaciones me valdrán de mucho», añade.

Otro de los nombres propios es el de Genovés II, vencedor en dos ediciones y finalista en otras tantas. El frontón no tiene secretos para él y siempre ha sido de los más requeridos para los eventos de mayor relumbrón, sobre todo cuando se daban los encuentros vasco-valencianos, a los que puso fin la crisis ya que las empresas del norte fijan precios para ceder a sus figuras que se convirtieron en inasumibles.

Dos años fuera

Hacía dos años que el pilotari no se prodigaba en esta modalidad a causa de las lesiones. Hasta el pasado 17 de junio, cuando se enfrentó al navarro Abel Barriola en la tercera partida de conmemoración del cincuenta aniversario de la Penya Pilotaris Amics del Frontó del Puig. Fue un gran espectáculo y los dos contendientes se exhibieron en un recinto abarrotado.

Pero para protagonista, Puchol II. El de Vinalesa defiende el título y junto a Álvaro es el más laureado de esta competición con cuatro ediciones ganadas. La primera la consiguió haciendo las veces de escudero de la leyenda de Faura. Fue en el 2011. En las tres restantes el número uno de la escala i corda ha sido el gran artífice del triunfo. La teoría dice que es el rival a batir, como en cualquier cita en la que participa.

Habrá que esperar hasta el 12 de agosto para ver en acción a los doce ases del frontón escogidos para esta edición del Trofeu Diputació. También es de recibo destacar la presencia de los dominadores de las competiciones federativas, las que dan vida a esta modalidad a lo largo de la temporada.

Y atención a los tapados, como Pere Roc II, que es todo ambición y desea ser grande en todos los ámbitos de la pelota a mano. O De la Vega, que va para figura en el trinquet pero cabe recordar que sus primeros pasos los dio en el frontón, donde es un auténtico especialista. Es una de las ediciones más atractivas de los últimos años.

Fotos

Vídeos