Un matemático para el trinquet

Pilotaris se retiran hacia los vestuarios al final de una partida en el trinquet de Vilamarxant. / m. r.
Pilotaris se retiran hacia los vestuarios al final de una partida en el trinquet de Vilamarxant. / m. r.

La Fundació recurre a un experto para solventar las injusticias del ranking

MOISÉS RODRÍGUEZ VALENCIA.

La pilota profesional es cuestión de números. Cardinales, como por ejemplo el número de partidas que disputa cada jugador o el salario que percibe por ello. Y ordinales, esto es, el ránking que cada resto, mitger o punter ocupa en el ránking que hasta principio de año elaboraba la Federació. El problema reside en que ambos tipos de dígitos no casan. Simplificando: que es de vox populi que la clasificación, de la que depende el sueldo de los deportistas, no acaba de reflejar de forma objetiva su nivel.

Y este es uno de los problemas incómodos que ha de resolver la Fundació que desde principio de abril gestiona las dos modalidades de pilota profesional, la escala i corda y el raspall. El problema es tan complejo que se ha consultado a un matemático de la Universitat experto en elaborar clasificaciones deportivas. Los pilotaris, sobre todo las figuras, se quejan de que el ránking no refleja el hándicap con el que afrontan muchas partidas. En el trinquet está más que asumido que las figuras se enfrenten en pareja contra tríos, y que incluso su mitger sea de un nivel inferior al del equipo contrario. Desde tiempos ancestrales, a leyendas se les han impuesto todo tipo de lastres para igualar las partidas: de Genovés es muy comentado el desafío en que sólo podía golpear con la zurda o en el que arrancaba sentado en una silla.

Eran otros tiempos. Ahora, en una etapa de estrecheces económicas y en la que los pilotaris no viven de la travessa, el ránking ha adquirido importancia. El que configuró la Federació tiene en cuenta el historial deportivo del jugador y la opinión de los trinqueters pero, sobre todo, cuentan las partidas ganadas: tanto las de día a día como, en mayor medida, las de campeonatos.

La Fundació decidirá sobre los sueldos desde 2019 si no hay consenso sobre cómo calcular el ranking

Y aquí es donde viene el problema. Pilotaris como Puchol II, Ian, Soro III, Moltó... los de mayor renombre, en definitiva, acumulan muchas derrotas sencillamente porque se enfrentan a equipos poderosos. Como se suele decir en el trinquet, se les aprieta.

El resumen final es que el ránking actual guarda semblanzas con el tenis, pero en el deporte de la raqueta se enfrentan uno contra otro o en pareja. El experto que ha consultado la Fundació estudia la fórmula matemática que consiga trasladar a esa clasificación esos hándicaps tan habituales en la pilota.

Una vez elabore su propuesta, la comisión ejecutiva presentará su propuesta a los jugadores. En caso de que aceptasen este nuevo método de calcular el ránking, empezaría a publicarse de forma mensual. Sería la herramienta para determinar el salario de cada jugador.

La Fundació se da de tiempo hasta final de año, cuando se han de firmar los contratos con los jugadores para el primer semestre de 2019. Si no se encuentra una fórmula matemática que calcule un ránking de consenso, la comisión ejecutiva decidirá ajustes para intentar que cada pilotari reciba la retribución económica que merezca.

Fotos

Vídeos