UN CAFÉ EN PELAYO CON...

José María Catalunya: «El objetivo prioritario es que la pilota tenga autonomía financiera»

José María Catalunya, en la galería del dau de Pelayo. / damián torres
¿Qué se pide en el bar?
Cortado descafeinado
Lo pide al principio de la conversación y le dura casi hasta la mitad de la entrevista, sobre 20 minutos.
José María Catalunya, en la galería del dau de Pelayo. / damián torres ¿Qué se pide en el bar? Cortado descafeinado Lo pide al principio de la conversación y le dura casi hasta la mitad de la entrevista, sobre 20 minutos.

«Hemos de conseguir la tranquilidad de los jugadores, que las figuras estén bien pagadas y que cuenten con servicios como la asistencia sanitaria... y acotar qué es profesionalismo», segura el vicepresidente de la Fundación

MOISÉS RODRÍGUEZ

José María Cataluña recuerda con una sonrisa sus primeros flirteos con la pilota. «Cuando cumplí los 18 y ya conducía, hacía de chófer para mi tío Miquel y otros aficionados del pueblo», recuerda. «Íbamos los martes con mi Ford Fiesta a Massamagrell, el trinquet de referencia para la gente de Gilet. Era el día de mercado, luego comíamos un bocadillo de pisto muy bueno que hacían en el bar, y a esperar hora y media a que cerraran la postura y empezara la partida», relata el hoy vicepresidente de la Fundación que ha de revitalizar la vaqueta profesional. Una de las tareas es que aquel evento deportivo de mediados del siglo XX evolucione hacia la modernidad y compita con otras modalidades que sí han avanzado ya hacia los nuevos tiempos.

Alcalde de Gilet en cuatro legislaturas y vinculado profesionalmente con la banca, tiene claro dónde se debe incidir para reflotar el mundo profesional: «Nuestro objetivo prioritario es que la pilota tenga autonomía financiera». El vicepresidente de la Fundación admite que ahora se está planteando el futuro: habrá tres meses de transición mientras se dispute la Lliga y desde abril se apostará por un modelo. «Esto debe hacerse con una buena política de personal. Todo pasa por que los jugadores tengan tranquilidad y que las figuras estén bien pagadas. Que cuenten con servicios como la asistencia sanitaria», asegura.

Trayectoria profesional
Alcalde Gilet
Desde 1983 hasta finales de los 90.
Banca
Llegó a ser vicepresidente de la Fundació Bancaixa.
Pilota
Entró en la Fundación, de la que es vicepresidente.
En la pilota
Barcelona 92
Impulsó la exhibición en la olimpiada cultural.
Individual
Fue decisivo en la primera edición desde Caixa Sagunt.
Dos frontones
Se construyeron en Gilet cuando era alcalde.

Catalunya pone como argumento que, salvo la colombicultura, no hay otro deporte más característico de los valencianos. Lo hace para justificar las ayudas públicas a la pilota, aunque matiza: «El objetivo es no depender de las subvenciones, hemos de generar ingresos. La televisión hará que vuelvan las inversiones. En dos o tres años tenemos que haberlo conseguido y si no, habremos fracasado».

«Soy partidario de hacer un reconocimiento a José Luis López, sin él se habría retrocedido dos décadas» | «En dos o tres años debemos dejar de depender de las ayudas públicas. Si no, habremos fracasado»

También se refiere a la figura de José Luis López, el mecenas de la vaqueta y figura trascendental para haber mantenido a flote el mundo profesional en los últimos tiempos: «Soy partidario de hacerle un reconocimiento. Sin él, la pilota habría retrocedido 20 años, pero ahora la Fundación debe ser autosuficiente». Por ello, se está negociando con los cuatro bancos que patrocinan en pilota la póliza de unos 400.000 euros que cada año hay que contratar hasta que las instituciones abonan sus subvenciones. Esta garantía la ha aportado el empresario en los últimos ejercicios.

El vicepresidente de la Fundación incide en la necesidad de llamar a la puerta a empresas que antaño patrocinaron pilota. «Se ha de ver por qué ya no tienen relación con nuestro deporte. ¿Si es rentable esponsorizar la vaqueta? En estos momentos es una cosa más de cariño», admite. Sin embargo, José María Catalunya recuerda los tiempos en que Bancaixa aportaba una importante cantidad por el Circuit, esto es, la actual Lliga: «Yo tengo unos cuadernos que preparé en aquella época y los impactos que tenía el torneo eran una animalada. El consejo de administración no tenía duda en renovar cada año porque generaba más que cualquier campaña publicitaria».

Para que la pilota vuelva a tener notoriedad, Catalunya apunta a dignificar la figura de los deportistas. «No deben dar la sensación de que cogemos lo que no quieren otros, sino resaltar lo positivo. Si hay un desastre, decirlo, pero no al primero que pase», afirma. También apunta al respecto: «Los profesionales deben estar contratados o ser autónomos, pero todos salvo alguna excepción. Hay que tener acotado qué es el profesionalismo. Y los trinquets deben tener unos estándares, no podemos estar siempre discutiendo dónde va la publicidad».

Fotos

Vídeos