Del instituto a rey de les llargues

José Luis Calvo, en el pabellón de Tavernes Blanques.
José Luis Calvo, en el pabellón de Tavernes Blanques. / jesús signes

José Luis Calvo, saque del equipo vencedor de la Lliga, tiene sólo 18 años, acaba de hacer el selectivo y desea estudiar fisioterapia «A veces entreno con Pere Roc II y Santi, me gustaría ser profesional»

MOISÉS RODRÍGUEZ VALENCIA.

José Luis dijo 'no' al fútbol. «Había equipos de Elche que lo querían, y se sorprenden de su decisión. Tiene un amigo que está en la escuela del Valencia», señala Toni, su padre. El chaval compaginaba el balompié con la pilota, deporte que practica desde los siete años. A principio de curso, el chico inició segundo de Bachiller con el selectivo en el horizonte. Sabía que había llegado el momento de elegir porque, si algo tiene claro, es que quiere estudiar fisioterapia. El joven de Benidorm ha completado su mejor año como pilotari mientras preparaba su futuro estudiándose los últimos apuntes del instituto.

«El selectivo no ha salido mal. A ver si ahora puedo entrar en Elche para seguir entrenando», deslizaba ayer José Luis Calvo, la nueva sensación en llargues. No es nada habitual que el banca del equipo campeón de la Lliga sea un chico de 18 años. «Pero es que lo ganó él... en la final contra El Campello tumba a un equipo que tiene a Martínez en el saque», destaca Toni, con orgullo paterno. No puede ser objetivo, pero en su descargo hay que decir que en las conversaciones de pilota ya se habla de un chico de Benidorm con un traure descomunal.

Ese es José Luis. «Saca por arriba, como Álvaro de Tibi. También se maneja por bajo», resalta su progenitor. Ha pasado directamente de ser campeón en juveniles a llevarse el título de primera. El verano pasado ya lo reclutaron para sacar en partidas de fiestas. «Cuando tuvo que elegir entre fútbol y pilota, prefirió lo segundo porque podía jugar con el equipo de su pueblo. Era su mayor ilusión», subraya Toni.

José Luis Calvo forma parte de una camada de pilotaris que no dejan indiferente. Fue campeón de Europa sub-17 en one wall junto a Sacha, Julio de Alginet y Seve. Ha tocado varias modalidades, aunque este año se ha centrado en las de ratlles. La explicación es que hay compromisos internacionales. «Del 25 al 27 de julio tenemos el Europeo en Tavernes», señala el chaval. Se prepara de cara a esa competición, y de hecho hoy mismo viene desde Benidorm a entrenar en la localidad de l'Horta. El chico es más ambicioso. Sabe que en noviembre hay Mundial en Colombia. «Si el seleccionador cuenta conmigo...», desliza. Complicado que el banca campeón de Lliga se quede fuera.

Y de cara al futuro, José Luis se debate entre seguir disfrutando con la gente de su club en las competiciones de llargues y probar suerte en el trinquet. «Fui campeón individual hace dos años», señala. Como todo chaval que ama la pilota, le encantaría ser profesional. Además, tiene un referente claro en Benidorm como es Pere Roc II. «A veces voy a entrenar con él y con Santi. Me dan consejos», indica.

«Tiene una proyección enorme y le da a todas las modalidades. Rodrigo en la escuela era igual que él». Palabras de Toni. El padre y el presidente del club de pilota de Benidorm. Pere Roc II ha sido el precursor. Hoy es una de las principales figuras de la escala i corda. Lo mismo que desea José Luis Calvo, el nuevo bombardero de les llargues. El chico que dijo 'no' al fútbol.

Más

Fotos

Vídeos