Incertidumbre para la recta final

Marc se descarga de rebote evitando a su compañero Pere en la partida disputada ayer. / funpival
Marc se descarga de rebote evitando a su compañero Pere en la partida disputada ayer. / funpival

La tercera jornada de la Lliga concluye con las victorias de Genovés II y MarcPuchol II y Nacho ya están en semifinales y las cinco formaciones restantes continúan con opciones

JOSÉ A. MONTEAGUDO BORRIANA.

Desde que la Lliga Bankia de escala i corda adoptó el formato de competición actual la barrera de la clasificación para las semifinales suele estar entre los 5 y 7 puntos. Tras la conclusión ayer de la tercera jornada de la fase regular todo apunta a que se mantendrán estas cifras. A falta de dos partidas por equipo, solamente Puchol II y Nacho tienen la continuidad asegurada mientras que los cinco restantes afrontan la recta final con prácticamente las mismas opciones. La matinal de ayer fue sobretodo propicia para Genovés II, Félix y Monrabal, que eran los únicos que habían seguían sin puntuar. Perder de nuevo les hubiese dejado sin margen de error y a la espera de carambolas favorables. Pero esta vez sí el equipo de Murla mantuvo el nivel de principio a fin y venció en su trinquet al trío de Benidorm de Pere Roc II, Jesús y Carlos por 60-35.

La suma de los 3 puntos otorga tranquilidad y la manera de conseguirlos confianza para el futuro. La diferencia entre los dos bandos existió aunque no fue exagerada. De hecho, si Pere Roc II y los suyos hubiesen hecho buenos los tres 'val' de los que dispusieron en otros tantos parciales, la presión y los nervios quizás hubiesen modificado el desenlace o al menos se habría dado el reparto de puntos. Pero ganaron los más regulares, los que atacaron más y escondieron mejor la pelota.

A la misma hora pero en Borriana, el equipo de Pedreguer de Marc, Pere y Tomás II superó al representativo de la ciudad de Valencia de Soro III y Santi, también por 60-35. En este caso hubo más igualdad de la que permite intuir el marcador y finalmente se impuso el físico y el menor desgaste del trío, que buscó pasar mucho la vaqueta y prolongar la confrontación a la espera de una merma en la potencia de los cañones rivales. En la primera mitad ambas formaciones se tutearon. Hasta el 35-30 favorable a Soro III y Santi fue una constante de cargar y restar desde ambos lados a un ritmo frenético y los juegos se anotaban casi de manera alternativa. En el parcial siguiente los de Valencia se avanzaron val-net pero el trío remontó y acabó igualando a 35. Fue el principio del fin para el campeón individual y el de Finestrat. Cierto es que mantuvieron el tipo hasta el final pero fueron perdiendo pegada. La superioridad numérica permitió a Marc, Pere y Tomás II cubrir mejor los espacios ahora que la violencia no era tanta y acumularon juegos hasta concretar el triunfo, que les sitúa segundos con 6 puntos, tres más que el resto de perseguidores.

Fotos

Vídeos