PILOTA

Un fallo organizativo deja a Sacha sin jugar un torneo de one wall en Nueva York

«Era el campeonato que tenía marcado en rojo en mi calendario. Había logrado los medios para que mi entrenador me acompañara», lamenta

M. RODRÍGUEZ

valencia. Sacha Kruithof soñaba con la Gran Manzana desde hace tiempo. En los últimos meses, cada vez que tenía ocasión sacaba el móvil de su bolsillo para mostrar un vídeo de Youtube sobre alguna partida de handball, que es como se conoce el one wall a nivel internacional. «Allí la gente está jugando en la calle. Están las canchas de basket y, al lado, las de handball», comentaba entusiasmado durante un Café en Pelayo publicado en marzo. Había marcado en rojo una visita a Nueva York para jugar a pelota a mano y, en especial, un torneo, el Red Bull Slaps. Un fallo de la organización le ha impedido afrontar la competición que tanto ha preparado.

«Manel (su entrenador) y yo hemos dedicado toda nuestra energía», lamentaba ayer el pilotari de Orba. El alicantino, que deposita en el one wall todos sus esfuerzos para ser deportista profesional de relevancia internacional, reivindica: «Había conseguido los medios necesarios porque mi entrenador pudiera acompañarme en esta competición... Me gustaría saber quién paga ahora todos los gastos que han supuesto viajar a Estados Unidos. Y ya no son sólo el dinero, sino el tiempo dedicado a preparar a conciencia este campeonato».

Sacha, según explica en su escrito, llegó a Orchard Beach, al norte de Nueva York, y completó los trámites necesarios para participar en el Red Bull Slaps. «Me dijeron contra quién me tocaba jugar», indica. Después de un largo rato de que empezara la competición le extrañó que no le llamaran y fue a preguntar a la organización. «Me dijeron que esperara, pero vi que el adversario que me habían asignado en la previa estaba jugando contra otro. Pregunté de nuevo y me dijeron que no sabían nada. Nos mostraron los papeles y vimos que yo estaba, pero que habían llamado a otro jugador. Según ellos, a un tal Sancho», relata.

Sacha, en Nueva York

El pilotari señala que William Polanco, uno de los principales jugadores de la modalidad a nivel internacional, medió. «Jasmine, la directora del torneo, le dijo que no sabían cómo había podido ocurrir y que no sabían qué hacer. William decidió abandonar el campeonato», señala Sacha, que agradece la ayuda de Vlad Klym, de la US Wallball Assciation: «Ahora a seguir con la normalidad de entrenamiento, aprendiendo de los mejores el tiempo que me queda por Nueva York».

Fotos

Vídeos