Ian edifica su fortín en La Llosa

Ian golpea de volea durante la partida de ayer. / funpival
Ian golpea de volea durante la partida de ayer. / funpival

El joven resto inicia la Lliga con triunfo en el trinquet donde fue campeón individualPuchol II y Nacho confirman su gran momento en el torneo de escala i corda al doblegar a Marc, Pere y Tomàs II en Pedreguer (60-30)

M. RODRÍGUEZ VALENCIA.

Ian ya tiene su fortín. En La Llosa de Ranes, el trinquet que siempre recordará como escenario donde se coronó por primera vez en el Individual, se siente como en casa. El resto de Senyera se estrenó ayer en la Lliga en el trinquet donde hace unos meses arrebató a Moltó el trono del mano a mano. Y volvió a demostrar que se prepara a conciencia las competiciones oficiales. El chaval es un ejemplo de lo que debe ser la nueva pilota: deportistas profesionales, de momento en la actitud y en el futuro también en el sueldo, que planifican la temporada. Después de unas semanas de bajón tras el Individual, vuelve a estar en plenitud para la primera gran cita de 2018.

Al menos eso fue lo que se vio en su puesta en escena en esta Lliga, en la que comparece junto a Canari y Ricardet. El trío se mostró como un equipo conjuntado, con tres pilotaris incisivos y que tienen claro cuál es su rol. En la contra, Guadi, Brisca -que defiende el título que logró junto a Moltó- y Miravalles ofrecieron un nivel superior a lo que refleja el 25-5. Tuvieron val en varias ocasiones, pero les costaba cerrar los quinzes y eso les penalizó.

Son colistas tras una hipotética primera jornada en la que Ian ya se pone en cabeza. Las dos grandes figuras del raspall han brillado en estas primeras partidas de la Lliga. Moltó, Tonet IV y Lorja doblegaron al trío del resto que mejor viene rindiendo por equipo, el de Sergio, Coeter II y Néstor. Los bloques de Marrahí y Montaner se la jugaron a cara o cruz, evidenciando que el pase a semifinales va a estar caro.

Como en escala i corda, donde ya hay un equipo que acaricia las semifinales. Es la pareja de Puchol II y Nacho, que ayer volvió a brillar a un gran nivel. Esta vez la víctima del escaleter de Vinalesa fue un compañero de entrenamiento como es Marc. El dúo dio una exhibición en Pedreguer frente al trío que completan Pere y Tomàs II.

Nacho volvió a estar a un gran nivel, pero quien en la segunda partida no ofreció fisuras fue Puchol II. Perfecto en el dau halló con facilidad el palquet también desde el resto. Con seis puntos en dos partidas, una victoria más aseguraría a la pareja un puesto en las eliminatorias a vida o muerte. La segunda hipotética jornada se completa esta mañana en Benidorm. Pere Roc II -junto a Jesús y Carlos- tiene la ocasión de seguir la estela de Puchol II. Lo hará si gana en casa a Soro III y Santi, que perdieron la partida inaugural y necesitan puntuar.

Fotos

Vídeos