Las Copas de la transición

Los pilotaris de escala i corda y de raspall posan ayer en la Diputación. / m. r.
Los pilotaris de escala i corda y de raspall posan ayer en la Diputación. / m. r.

El torneo mantiene el formato de equipos de parejas como seña de identidad

MOISÉS RODRÍGUEZ VALENCIA.

La Fundació no ha tenido los 100 días de gracia con que según se dice, debe contar cualquier gobierno en sus inicios. Había muchas expectativas ante la nueva etapa con esta institución a las riendas de la pilota profesional. La realidad es que en 2018 hay poco margen de maniobra y cada gran torneo que se presenta genera actores que se conforman y perjudicados.

Un dato que llama la atención, por ejemplo, es que ninguno de los mitgers que alzaron el título en 2018 podrá defenderlo en la edición de la Copa presentada ayer. El torneo mantiene el formato de que todos los equipos sean parejas, algo que en las últimas ediciones le ha dado un toque de distinción. Dorín no disputará el de raspall porque se retiró una vez fue nombrado gerente de la Fundació. Por estatutos, su actividad como pilotari era incompatible con el cargo. Pero en escala i corda sí llama la ausencia de Monrabal, campeón el año pasado en una electrizante final junto a Puchol II.

Es precisamente en escala i corda donde más bajas de renombre hay, ya que también se han quedado fuera mitgers de referencia como Félix, Santi o Pere. En esa misma demarcación, en raspall, la gran ausencia es la de Coeter II. «Para la configuración de los torneos se ha consultado con los trinqueters, pero también se ha mirado el rendimiento de las últimas semanas», señaló ayer el vicepresidente de la Fundació, José María Catalunya.

La Diputación anuncia que destinará dos millones para reformar trinquets entre este año y el próximo

La Copa ha sido también una ventana para pilotaris jóvenes, casos de De la Vega o Giner. En raspall vuelve a una competición Pablo, ausente en la Lliga. En la posición de resto sí que están las principales figuras en la posición de resto, desde los campeones de 2018 (Puchol II y Moltó) hasta los Soro III, Pere Roc II, Ian o Sergio. Una vez agendada la primera fase, la Fundació decidirá en lo que resta de semana las sedes de las semifinales y la final. En un principio, se quiere alcanzar un consenso con los trinqueters, aunque no se descarta el formato de subasta que ya se empleó en la Lliga.

De forma paralela, la Fundació busca fórmulas para que la ausencia en torneos no penalice tanto a los pilotaris. Para ello se quiere emplear el futuro ránking, para cuya configuración se ha consultado con un matemático, tal y como publicó este periódico.

En la presentación de ayer, el presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, anunció una inversión de dos millones de euros para reformar trinquets de la provincia. La institución prevé aprobar la modificación de crédito en junio para convocar el concurso en septiembre. A partir, los municipios tendrán que presentar sus proyectos y las obras se harán entre este año y 2019.

Fotos

Vídeos