Las Copas encaran la recta final

Salva se lanza para devolver una pelota durante una partida de la Copa. / val net
Salva se lanza para devolver una pelota durante una partida de la Copa. / val net

Puchol II y Genovés II se enfrentan hoy en el trinquet de Massamagrell por un sitio en la final del sábado en Llíria, en la que ya esperan Marc y Pere Quedan seis partidas entre las dos competiciones y ocho días para resolver los títulos

JOSÉ A. MONTEAGUDO

valencia. Buenas nuevas para los incondicionales de la vaqueta. Y es que la Copa Diputació de València de escala i corda y su hermana en la disciplina de raspall están tocando a su fin. Llegan varios días de nervios, emoción a flor de piel, alegrías y decepciones. Y en teoría de buenas partidas porque en el camino se han quedado los más débiles. O, al menos, los menos fuertes. Es la selección natural del deporte, en este caso más cruel ya que solamente puede quedar uno.

La competición per dalt corda está a dos confrontaciones de bajar el telón. La primera se completará esta misma tarde en el trinquet de Massamagrell. Está en juego acceder a la final. El número uno llega como un tiro. Tras caer precipitadamente en la Lliga, el Rey Midas vuelve a convertir en oro todo lo que toca. En la Copa, aún invicto, ha salido a exhibición por partida. Hoy recupera a su compañero original de viaje.

Monrabal ha sido duda durante más de dos semanas por la lesión en el anular de la mano derecha que de tanto en tanto le hace estremecer de dolor, hasta el punto de verse obligado a descansar. Es una herida de guerra que, según los médicos, nunca acabará de curar totalmente. Esa falange y su deformidad siempre le identificarán como pilotari. Con el tiempo la podrá lucir con orgullo aunque ahora lamente tenerla. El mitger ha vuelto porque está condiciones de jugar. Ya no hay dudas porque él hubiese sido el primero en descartarse.

La contra es un obsequio para los nostálgicos y un premio a la constancia. Genovés II está de vuelta y, aún sin el latigazo de antes por arriba, sigue obligando a las nuevas generaciones a que le traten de usted. Por poderes, Puchol II le ha adelantado por la izquierda. Pero en la pilota también cuenta buscar cosas. O evitar que el de enfrente las haga; ahí está el punto fuerte de las dos manos del hijo del mito. Y delante, Salva, esquivado cuando se hace referencia a los medieros más decisivos pero con un currículum que ya quisieran muchos. No es casualidad. El de Massamagrell siempre cumple y hoy se anuncia en casa, donde sabe jugar con los ojos cerrados.

La pareja que salga victoriosa pugnará el sábado por el título contra Marc y Pere. Será en el trinquet de Llíria, grande y propicio para los pilotaris de pegada, como es el caso de los ya finalistas. Tras varios torneos cortos conseguidos el resto de Montserrat opta a su primer gran título. Y está inmenso. En la semifinal firmó un recital. Este equipo mata a la menor oportunidad.

La Copa de raspall finiquitará mañana la fase regular en Castelló de Rugat con una partida que jugarán tres equipos, los anunciados con Moltó y Sergio al frente así como Ricard y Brisca, que esperan al desenlace para, muy probablemente, celebrar el pase a semifinales. Para no depender de la suerte, a Moltó le basta con sumar dos juegos y Sergio debe ganar en partida 'sabatera'. Con 25-5 a favor de Sergio se daría un triple empate a juegos y coeficiente y habría que sortear.

Piles acogerá el viernes la primera semifinal en la que ya esperan Marrahí y Sanchis como mejor equipo del Grupo B. Sus rivales serán los segundos del Grupo A. La final se acabará de concretar el sábado en Bellreguard donde también se conoce la mitad del cartel: Pablo y Canari. Esperan a los líderes del otro grupo. El título se dirimirá el miércoles de la semana próxima en Castelló de Rugat.

Fotos

Vídeos