Las Provincias

Soro III y Javi ganan a la fuerza en Vilamarxant

Javi, en un instante de la partida de ayer. :: valnet
Javi, en un instante de la partida de ayer. :: valnet
  • La mayor pelotada del dúo dicta sentencia pero los fallos impiden que el equipo azul tenga su oportunidad en la semifinal

  • La pareja se mete en la final de la Lliga al vencer al trío de Santi de Silla

Se hace el silencio en Vilamarxant. Soro III y Javi tienen val i 15. Pedrito bota la vaqueta. La agarra con cariño. La besa y parece susurrarle algo al oído. Lanza y... ¡Falta! Quico le tranquiliza. «Le digo que había sido mala suerte, que en este trinquet es difícil hacer la ferida. Desde el primer día comentamos que él la pusiera dentro, que Javi y yo cometeríamos los fallos», comenta el resto tras la partida. En el siguiente saque, Pedrito ya no habla con la pelota. No la besa. Ni el más mínimo gesto de cariño. La pone en juego y tras un corto intercambio, Soro III la aloja en el palco. La pareja ya está en la final.

Alza los brazos. Eufórico. «Es complicado jugar en pareja. Ha sido una semifinal dura. Ahora, a prepararnos y a disfrutarla, que cuando vas cumpliendo años, te das cuenta que las finales están para eso», señala Javi. A su lado, Soro asiente. Pedrito le trae una bolsa de hielo que coloca en el mismo hombro que había agitado al lograr la victoria trascendental en Vilamarxant. La articulación con la que castigó a Santi de Silla, Santi de Finestrat y Nacho.

La tercera partida de la semifinal no defraudó. Los dos equipos tuvieron sus opciones, a pesar de que la pareja se mostró superior. Casi sin hacer fallos y con una pelotada descomunal, respondió con firmeza al bombardeo que planteó el trío de inicio. Ni se inmutaron cuando los Santis y Nacho fueron los primeros en sumar desde el resto (25-20).

Al contrario. Elevaron el nivel y lograron cuatro juegos consecutivos con los que parecían haber enfilado hacia la final (40-25). Pero el trío reaccionó. Esa distancia sería definitiva, pero los azules estuvieron a punto de quebrar más de una apuesta. Se dio de 15, y al final la partida acabó 60-40.

Santi de Finestrat asumió el peso por galones. Por experiencia. Estuvo bien secundado por Nacho y escudó a Santi de Silla. Pero no fue suficiente. Cuando lo tuvo ahí, para ponerse a un juego, cometió cuatro errores. Amagó con rasgarse la camiseta. Sabía que se le escapaba la final. Soro se lo confirmó al alojar la vaqueta en el palco.

Ahora los finalistas tienen la Semana Santa para prepararse. La serie arranca el próximo día 23 en Sueca. Soro III y Javi se medirán a uno de los tríos considerados favoritos desde el inicio, el de Pere Roc II, Félix y Monrabal.

En la Lliga de raspall, Ricard, Josep y Miravalles ganaron en el último juego a Moncho, Coeter II y Néstor (25-20). Disputada en Genovés, la partida se decidió desde el dau. Ricard tiene cinco puntos y Moncho, tres.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate