Las Provincias

La Lliga de Raspall ofrece un duelo entre debutantes

valencia. La Lliga de Raspall se traslada hoy hasta el trinquet de Oliva para la disputa de la octava partida de la fase regular, que medirá a los dos restos que han debutado en la presente edición, Pablo y Montaner, jovencísimos pilotaris a los que se les augura un gran futuro en la modalidad.

Ambos han tenido suerte dispar en su estreno aunque solamente les separan dos puntos en la clasificación. Pablo, Sanchis y Raúl se encuentran ubicados en el grupo de cuatro equipos que, igualados a tres puntos, suceden a los líderes Ian, Roberto y Lorja, que suman seis. Cada formación ha completado dos de las siete partidas programadas en esta fase. El de Barxeta estuvo inmenso en su puesta de largo, en la que pasó por encima a Moltó y Brisca por 25-0. La segunda actuación, sin embargo, no resultó merecedora de loas. Pero la derrota no fue solamente demérito de Pablo, también de sus compañeros. Enfrente formaron Ian y los suyos que sí rindieron a gran nivel.

Montaner, Canari y Dorín están sufriendo bastante más en este tramo inicial. El trío representativo de Xeraco es el único que ha perdido las dos partidas y por tanto ocupa la última posición en la tabla con un solo punto. Con todo, el equipo está dando muestras de ir a más.

En la primera partida, Montaner fue el mejor y su empuje favoreció que la derrota no fuese excesivamente abultada. En el segundo envite hubo reparto de puntos tras la igualada a 20. En este caso, los méritos estuvieron compartidos entre las tres líneas. Aunque la capitulación fue dolorosa ya que el trío dispuso de hasta tres juegos de ventaja en el marcador (20-5). En este envite, el de Almiserà sí acusó la inexperiencia en algún momento aunque en líneas generales estuvo bien.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate