Las Provincias

Las chicas vuelven a llenar Pelayo

Figuras de la escala i corda como Soro III, Rovellet, Fredi o Ribera siguieron el torneo femenino. :: juanjo monzó
Figuras de la escala i corda como Soro III, Rovellet, Fredi o Ribera siguieron el torneo femenino. :: juanjo monzó
  • Ana de Beniparrell, Mónica y Marta se citan mañana con Mar, Myriam y Fanni tras ganar por 25-15 en sus respectivas semifinales

  • El Trofeu Femení de Falles triunfa en la Catedral

«Vull vore la partida. M'han dit que hi ha una xica de Bicorp que juga molt». Rovellet realizó este comentario con su eterna media sonrisa mientras ocupaba su asiento en la zona del resto. La leyenda de la escala i corda suele ver pocas partidas completas. Ayer no se levantó hasta que terminó la segunda de raspall femenino. Mar no le defraudó. Algo nerviosa sobre todo en el traure, pero la que muchos consideran la pilotari del futuro realizó una gran partida. Pero no solo ella. Sus compañeras, Myriam y Fanni, y sus rivales, Anabel, Aida y Amparo, también provocaron exclamaciones de admiración.

Pero hubo otras dos grandes noticias. Dos detalles a tener en cuenta. El primero, que Pelayo volvió a llenarse con partidas de chicas. Congregan a un público diferente. Gente que habitualmente no iba al trinquet pero que poco a poco van acostumbrándose a enfilar el camino hacia la Catedral. El segundo, que a los asiduos a las partidas de profesionales empiezan a sonarles los nombres de jugadoras de raspall.

Una generación de chicas están aprovechando cada rendija. Lo hicieron hace un año, la semana pasada con los actos del Dia de la Dona y ofrecieron una gran imagen en las semifinales del Trofeu Femení que ha programado Pelayo dentro de su programa de Fallas. Mañana por la tarde (16.30 horas) tendrán una nueva oportunidad.

Entonces se disputará la final de este campeonato. Ana de Beniparrell admitía con cierto pesar que jugará esa partida: había vencido a su hermana Noelia, que la animará desde la escala. Ana, junto a Mónica y Marta, ganaron a Ana de Valencia, Victoria y Noelia. A continuación, Mar, Myriam y Fanni se impusieron a Anabel, Aida y Amparo. En ambas partidas, el tanteo fue 25-15.

El denominador común también fue la idea de que la mujer ha dado un nuevo paso hacia su integración total en el trinquet. Cierto que quedan muchos por dar. Por ejemplo, las chicas de la primera partida tardaron más de una hora en poder ducharse, ya que los chicos de la semifinal profesional se estaban arreglando en el único vestuario de la instalación. Cuestión de tiempo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate