Las Provincias

UN CAFÉ EN PELAYO CON...

Juan Contreras: «Gracias a las fallas, la pilota se sigue jugando en las calles de Valencia»

Juan Contreras posa frente a las figuras históricas.
Juan Contreras posa frente a las figuras históricas. / M. RODRÍGUEZ
  • El vicepresidente de la Federació afirma estar satisfecho porque «del campeonato que organiza la Junta Central ha salido gente que ha vestido de blanco como Nacho o Herrera»

  • «Tenemos un deporte autóctono de hace varios siglos y es una barbaridad que mucha gente no sepa dónde está Pelayo»

La vida de Juan Contreras cambió cuando decidió comprar un chalé en La Canyada. Hace ya muchos años de aquello. Dos más desde que allí conoció al que hoy es su amigo inseparable. José Luis López, el mecenas de la pilota y el hombre que inculcó a este jienense afincado en Valencia el amor por la vaqueta. Hace ya casi un cuarto de siglo, el empresario telefoneó a este comercial hoy jubilado. «Hemos tenido una idea y eres la persona idónea para organizarlo todo», le dijo. Y Contreras sigue ahí enfrascado, en los torneos de pilota que se impulsan desde la Federació y la Junta Central Fallera, y cuyas finales se celebraron ayer en Pelayo.

«Llevo 25 años metido en esto y no cobro nada de nadie. Lo que pasa es que me gusta, pero me cuesta mucho dinero. Lo hago porque tengo un compromiso con José Luis López», comenta Contreras. Vicepresidente de la Federació y fallero, explica que el campeonato entre las comisiones de Valencia empezó hace 22 años: «El de mayores, con 18 equipos. El año siguiente había 48 y otros 8 de menores. Hemos llegado a 52 formaciones con 80 comisiones participantes». Conteras habla con pasión sobre un evento que arranca en junio, se compone de una liga y una copa, y que se extiende hasta un mes antes de San José: «Los que suben a primera y división de honor tienen el aliciente de jugar con pelota de vaqueta y con camiseta de rojo o azul como en el trinquet».

Asegura que el mundo fallero está estrechamente vinculado con el de la pilota. «Durante el año se organizan otros eventos, como muestras y charlas, e incluso alguna comisión pone en marcha su propio campeonato. Cuba-Dénia impulsó hace cinco años una matinal en la que invita a las fallas limítrofes para jugar entre ellos», comenta Juan Contreras.

Acude a la charla con un buen puñado de papeles y folletos que hoy día son prácticamente incunables. Apenas los consulta. Se lo sabe todo de memoria. «Hay gente en la Junta que colabora, esto no lo puede llevar una persona sola», admite. En los campeonatos sólo participan comisiones de Valencia: «Hace poco, la Junta Local y el Ayuntamiento de Carlet organizaron el primer torneo de juntas locales. Participaron ellos, Torrent, La Pobla de Vallbona y como no podía ser de otro modo, había un equipo de Valencia». Considera que todo este trabajo no ha caído en saco roto. Que ha beneficiado a ambas partes. «Mientras los jóvenes están ahí, no piensan en otras cosas. Además, del campeonato ha habido jugadores que luego han vestido de blanco, como Nacho, Herrera o Adrián», desliza: «Las fallas han aportado que, gracias a ellas, la pilota se sigue practicando en las calles de Valencia. Pero en la ciudad y en toda la Comunitat, en cualquier rincón donde haya comisiones».

Contreras puntualiza que desde hace algunos años, los torneos falleros se celebran en trinquets y canchas de pilota. «Antes se jugaba frente a Pelayo. El año que viene algunas categorías y los menores van a volver a jugar en las calles. Las autoridades están por la labor y ya lo estamos preparando. Además, en pocas semanas habrá una partida frente a Les Corts», anuncia.

Desliza que la presencia del deporte autóctono en la calle es una gran iniciativa para promocionarlo. «Es una barbaridad el desconocimiento que hay de la pilota. Tenemos un deporte autóctono desde hace varios siglos y hay mucha gente que ni siquiera sabe dónde está Pelayo», lamenta Juan Contreras: «La intención que tenemos tanto desde la Junta como en la Federació es seguir llevando a cabo iniciativas para que la pilota siga prosperando».

A este respecto, se le pregunta sobre si hace algo más de un año creía que iba a cerrarse la Catedral de la escala i corda. «Yo lo tenía claro, y si no llega a ser por José Luis López... Las fallas juegan en Pelayo, pero lo habrían hecho en otro lugar. El problema lo tendrían para las autoridades. Sería una vergüenza que el juego autóctono no estuviera representado en la capital», afirma.

Juan Contreras, por último, subraya que la mujer ha estado siempre muy presente en los torneos falleros. «Las chicas han jugado con sus comisiones desde que se creó el campeonato, incluso ha habido equipos totalmente femeninos», señala el vicepresidente de la Federació: «En el primero recuerdo que ya hubo una chica del Cabanyal que era muy buena. Luego llegó a jugar también los torneos de one wall».