Las Provincias

Moltó golpea junto a la escala el sábado en Pelayo. :: manuel molines
Moltó golpea junto a la escala el sábado en Pelayo. :: manuel molines

El gran duelo se hace de rogar

  • Los pilotaris sí están de acuerdo en jugar a escala i corda con Moltó siempre en el dau

  • Los campeones individuales y el trinquet Pelayo posponen las negociaciones hasta 2017 para centrarse en los torneos ya programados

No habrá mano a mano entre los números uno de la pilota, al menos de momento. Puchol II, Moltó y el trinquet Pelayo, representado por Daniel Ribera, han decidido posponer la posibilidad llevar a cabo la partida dado que en diciembre se sucederán varios torneos de raspall y escala i corda. Los pilotaris consideran que no podrían preparar el duelo y los trofeos de manera satisfactoria.

Los campeones individuales llevaban varias semanas de reuniones y entrenamientos para acercar posturas en cuanto a la fórmula a utilizar en la partida. No se había llegado al consenso pero ambos manifestaban que sólo faltaba concretar detalles y que el acuerdo estaba cada día más próximo. Se jugaría en la disciplina de Puchol II, la escala i corda, situación que le obligaría a conceder alguna ventaja a su rival, en este caso hacer el dau seguido. Hasta aquí, todos de acuerdo.

De los detalles a los que hacían referencia los protagonistas no han trascendido demasiados datos. Se especulaba con mover la cuerda y con utilizar pelotas de las dos modalidades, que sobre todo son distintas por el peso. Pero estas normas especiales habrían desvirtuado el envite en el que los dos contendientes deben partir con las mismas opciones de victoria. Los entendidos aseguran que la clave para el convenio estará en la concreción del saque de Moltó.

Dando por seguro que la figura del feridor está descartada porque sería una ventaja excesiva para Puchol II, Moltó tendría las opciones de sacar como en el raspall, botando y golpeando, o tirándose la pelota a colp, esto es, contra la pared. La lógica apunta a que sería del modo al que está acostumbrado el de Barxeta. Pues aquí también se puede hilar más fino, por ejemplo limitando el espacio para coger impulso.

Sea como fuere, las tres partes han pospuesto las negociaciones para el inicio del nuevo año. Desde la gerencia de Pelayo continúan siendo optimistas: «Sería bueno para la pilota y a los dos jugadores les gusta la idea con locura». El lleno en la Catedral estaría asegurado. Y los pilotaris, además de pasar a la historia, se embolsarían una importante cantidad económica. Ayer, los dos protagonistas insistían a este diario en su intención de medirse mano a mano y también coincidían en que es mejor dejarlo para más adelante para no restarle protagonismo a los torneos programados en diciembre.

Puchol II jugará el domingo en Oliva la final de escala i corda del Trofeu Savipecho. En el torneo de raspall, Moltó fue eliminado el pasado fin de semana en las semifinales. El de Barxeta ya ha sido requerido para el Trofeu de la Costera, que se presentará esta semana.