Las Provincias

Puchol II acepta la revancha

Puchol II se encamina a la parte del resto antes del inicio de la partida del domingo. :: txema rodríguez
Puchol II se encamina a la parte del resto antes del inicio de la partida del domingo. :: txema rodríguez
  • «Es lo que la gente quiere. Lo hablamos y por mí no hay problema», afirma el resto

  • «Mi padre me dijo 'molt be xiquet!' y Ángela que no se creía aún que ella sea la novia del número uno de la pilota», desvela el campeón Individual

El móvil echó humo durante todo el día. Tuvo que recargarlo varias veces. «Me llama gente felicitándome. Han sido unas horas llenas de emociones. Nunca esperas esto, ha sido un sueño», comentaba ayer Puchol II, que todavía intentaba asimilar que se ha convertido en el octavo ganador del Individual de escala i corda en los 31 años de historia del torneo. La vida, sin embargo, no ha cambiado demasiado para él. Ayer se lo tomó de descanso. Era jornada festiva en la Universidad y tampoco fue a entrenar: «¿Qué quieres, que me muera? Esta semana descansaré, sólo jugaré la partida del domingo».

Por lo demás, el nuevo rey del mano a mano hizo vida normal. «Tras la final teníamos el cumpleaños de mi amigo Iván, que ha alcanzado los 30. Había quedado con su novia, Marta, para hacerle una fiesta sorpresa y que si ganaba yo la partida, lo celebraríamos también. Pero la fiesta fue para él», comenta. Una paella con su gente de siempre. Así festejó Puchol II la victoria más importante de su aún incipiente carrera, aunque los títulos más trascendentes ya figuran en su palmarés.

La comida se alargó tanto que se quedaron a cenar. «Pero no nos fuimos a casa tarde, no te creas. Sobre las doce. Muchos trabajaban el lunes», subraya. Con su padre, el expilotari Puchol I, habló un rato por teléfono a media tarde. «Me dijo: 'Com estàs?' Ja se t'ha passat el susto? Molt be, xiquet. Enhorabona'. Es que él es así un poco seco», señala. Pero lo cierto es que Javier Puchol estaba emocionado de ver campeón del Individual a su hijo. Como Bene Vijuescas, su seguidor más entusiasta: «A él dale dos o tres días para que lo asimile».

Ángela, la novia de Puchol II, también estaba en una nube. «Ella se marchó a casa antes porque tenía que trabajar en Vila-real. Cuando hablamos por teléfono me dijo que no se creía que fuera la novia del número uno de la pilota», comenta. Ángela es algo así como la documentalista de Puchol II. «A ella le gusta recopilar las noticias. A mí es que me da un poco de vergüenza todo esto», precisa el pilotari.

El reto, convencer a Soro III

Pero sabe que ha de paladearlo, más que nada porque va a tener poco tiempo para ello. De hecho, ya se está apretando para que los dos finalistas del domingo acepten disputar la revancha. Puchol II acepta el reto. «He de hablarlo con mis preparadores y con Val net, pero me da la sensación de que es lo que quiere la gente. Lo hablamos, se acuerdan unas normas y por mí no hay problema», asegura. Más complicado parece convencer a Soro III, a quien no le gustan demasiado estos tipos de desafío de revancha. De hecho, ya lo rechazó en 2015 cuando fue campeón y no tenía la intención de hacerlo tampoco este año si revalidaba el título. Ahora lo ve difícil pero no cierra la puerta de una forma definitiva.

Mientras, Puchol II sigue digiriendo que va a estar todo un año jugando de rojo, siendo el centro de atención. Afirma que va a ser el mismo. «La partida del domingo fue muy bonita porque el trinquet estaba lleno. Pero luego hay muchas más y yo soy el mismo», comenta el resto de Vinalesa, quien está motivado para seguir ganando: «De eso no te aburres nunca. Quiero seguir haciendo buenas partidas y lograr títulos, el que sea, desde el Individual, al Circuit Professional, la Copa o el Trofeu de Vinalesa». En pocos días, volverá a ponerse manos a la obra junto a Agustín y Domingo.